motivacion para bajar de peso

Sacando A Mi Viejo Amigo del Closet

Enero 30th, 2012 por Ingrid Macher

Una de las tareas más duras para cualquier persona es deshacerse de esa pieza de vestuario que ha estado languideciendo en una percha dentro del closet durante años. ¿Por qué? Quizás la llevaba puesta aquel día cuando ganó un concurso; o tal vez en el momento de conocer al amor de su vida; o cuando recibió esa carta de aceptación en la universidad; o fue todo un éxito aquel soleado día de playa… Este amigo tan especial le ha acompañado a la universidad; ha sobrevivido varias mudanzas; se ha casado y divorciado junto a usted y, todavía, espera fielmente en el closet servirle de nuevo.

¿Qué tal si sacamos ese bikini a lunares rojos o esos super-sexy ‘skinny jeans’ y los usamos como motivación para entrar de nuevo en el juego? Mañana mismo saque del closet esa pieza y cuélguela en un lugar donde pueda verla todo el tiempo como recordatorio de que su meta es caber allí y lucir genial otra vez.

Les cuento de mi experiencia: siempre había querido comprar unos jeans “True Religion”, pero, en aquel momento, mi trasero era tan enorme que solo entraba la mitad. ¿Qué hice? Fui y me compré un par talla 26 y los contemplé cada día durante todo un año –mientras trabajaba en mi pérdida de peso-. Cuando, finalmente, llegué a mi meta los sometí a prueba y ¡me quedaban perfectamente! ¡No podía creerlo! Lloré de alegría y grité como una niña pequeña. Mi esposo se alegró tanto de verme tan feliz que, como recompensa, me regaló otros diez pares.

¿Por qué conservar en el closet viejos recuerdos que solo traen frustración cuando podemos ponerlos a trabajar a nuestro favor? Despierte a esos amigos durmientes y ellos le motivarán a rescatar su antigua figura. ¡Salgan a divertirse!

¡Créanme, funciona!