, , , ,

¡Espera! 5 Errores nocturnos que estás cometiendo y no te dejan adelgazar

Bella, tal vez lo haces todo bien durante el día… te alimentas sanamente, logras derrotar los antojos, te ejercitas, bebes mucha agua, y hasta haces horas de ejercicios.

Entonces llega la noche y crees que ya has ganado la batalla sin darte cuenta que estás cometiendo errores que pueden costarte caros en tu camino a la meta, y hasta borrar todos los sacrificios que haces.

Por eso, a continuación, te contaré cuáles son los peores errores que estás cometiendo ¡y que tienes que detener inmediatamente si quieres adelgazar!

  1. Comer demasiado

Ingerir una comida pesada o una merienda grande y nada saludable antes de dormir, puede afectar tu sueño, tu peso y tus niveles de azúcar en la sangre.

  • Sueño interrumpido: una comida pesada o bocadillos grasos justo antes de acostarte pueden causarte malestar e indigestión, afectando tu sueño.

Si comes mucho antes de acostarte, lo más probable es que tiendas también a beber muchos líquidos.  Una vejiga llena también puede despertarte por la noche.

Tip: Por eso, si quieres dormir como un bebé, no comas tres horas antes de acostarte.

  • Acidez: algunos alimentos pueden causarte acidez estomacal o reflujo ácido. Te hablo de ese ardor en la boca del estómago y sabor amargo que no te dejan conciliar el sueño. 

Comer demasiado o hacerlo muy poco tiempo antes de dormir, puede causarte reflujo ácido. Debes evitar alimentos como el chocolate, las frutas cítricas, las grasas y los picantes en la noche. 

  • Aumento de peso: aunque comer demasiado en cualquier momento del día puede causar que engordes, durante la noche es peor, pues mientras duermes no usas las calorías para producir energía, por lo que terminas acumulándolas en tu cuerpo. 

Así que, si deseas comer una merienda pequeña o moderada por la noche, elige alimentos saludables y bajos en calorías.

2. Irte a la cama con el estómago vacío

¿Has dejado de cenar durante una noche y no has podido dormir porque tu cuerpo pide comida?

Bueno, pues, se ha demostrado que los dolores por el hambre mantienen al cerebro mentalmente alerta en la noche, por lo que esto puede hacer que tengas pesadillas o te despiertes constantemente. 

Y no dormir lo suficiente puede reducir significativamente tu metabolismo y aumentar los niveles de la hormona grelina, lo que aumenta tu apetito… y te hace comer de más. 

Además, si quieres crear músculo, la falta de sueño (y de proteína) también pueden alejarte de tu meta.

Los estudios sugieren que dormir con el estómago vacío puede ralentizar la velocidad a la que el cuerpo convierte la proteína en músculo. Cuando no comes, el cuerpo se queda corto de nutrientes. y puede comenzar a descomponer el músculo para obtener energía ( esto también es llamado estado catabólico).

Para evitar los dolores de hambre por la noche, no te saltes ninguna de las 6 comidas recomendadas, ya que esto puede disminuir tu metabolismo. Cena liviano agregando proteína.

3. Ingerir comida azucarada

Comer chocolate, galletas, postres o cualquier alimento dulce antes de dormirte causa que tus niveles de azúcar aumenten  y a esta hora,  tu organismo ya no tiene el tiempo suficiente para transformarla en energía, causando que se acumule como grasa.

Además, el aumento en los niveles de azúcar en la sangre podría hacer que tus niveles de energía aumenten y se desplomen, interrumpiendo tu sueño en el proceso.

Si te cuesta bastante mantener esos antojos de dulce a raya, te recomiendo que veas mi video Cómo Calmar La Ansiedad Por Comer Azúcar.

4. Ingerir comida picante

Los alimentos picantes antes de acostarte pueden provocarte indigestión, y esta hace casi imposible que tengas una buena noche de sueño.

Se especula que esto puede ser debido a la capsaicina, un ingrediente activo en los chiles, que afecta el sueño mediante cambios en la temperatura corporal.

5. Ingerir comida grasosa

De acuerdo a Mercola, cuando no duermes lo suficiente en una noche, es más probable que al día siguiente anheles alimentos ricos en grasa y alto contenido de azúcar. Pero, comer grasas en la noche puede ser igual de malo o peor, que no comer nada para tu sueño. 

Éstas, hacen tu digestión más lenta,y te causan inflamación.

No olvides que una buena noche de sueño, de entre 7 y 8 horas, es fundamental para obtener los mejores resultados en tu plan de pérdida de peso, ¡así que evita cometer estos errores nocturnos!

Y si en la noche te es difícil no ceder a la tentación de los bocadillos peligrosos, te invito a que sigas este enlace, Podrás descargar completamente gratis mi libro La Cura para la Ansiedad, con el que aprenderás a controlar la ansiedad por comer y  el hambre para que no arruinen tu alimentación y tu figura.

Espero que hayas encontrado útil este artículo, ¡Hasta la próxima!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *