, , ,

¿Crees que este alimento es saludable? Descubre la verdad…

Elimina ya esta bomba de calorías de tu cocina

Si comiste una gran barra de granola al desayuno o después de ir algimnasio, seguro te estás felicitando a ti misma por haber cambiado los pancakes con miel o la salchicha con pan por una elección más nutritiva y saludable.

Y es que lo escuchas en comerciales y lo dicen algunos expertos. “la granola es supernutritiva”, ¿verdad? Esta tiene una excelente reputación como “comida saludable”…

Pues hoy quiero decirte que lo que te dicen ¡no es tan cierto!

Aunque es verdad que algunas granolas caseras son altas en nutrientes, otras versiones pueden ser pura grasa y azúcar, más que una torta de chocolate. 

Por eso voy a mostrarte los mayores problemas de comer una de esas barras procesadas y como elegir la mejor. 

El problema #1: el azúcar

Así es, muchas marcas y tipos de granola contienen tanta azúcar añadida que en una sola porción puedes sobrepasar fácilmente el consumo máximo diario recomendado para las mujeres (24 gramos).

Y, como te he dicho, si tu meta es bajar de peso el primer paso a dar es dejar el azúcar, no solo por su poder para hacerte engordar, sino porque es causante de muchas enfermedades. Su consumo se ha relacionado con el desarrollo de la obesidad, enfermedades del corazón, disfunción metabólica, enfermedad hepática y diabetes tipo 2, entre otros graves problemas.

Muchos expertos hasta sostienen que la granola es comida chatarra disfrazada. Incluso, las autoridades alimenticias en Estados Unidos, la clasifican como un “postre a base de granos”, y la ubican en la misma categoría que las galletas, las donas y los pasteles.

A este exceso de azúcar añadámosle el problema de las porciones. De acuerdo a The New York Times, los tamaños de las porciones en las etiquetas de granola pueden ir de un cuarto de taza a media taza (una barra por persona). Sin embargo, una persona promedio que desayuna granola muy probablemente consume casi una taza entera, doblando sus calorías sin notarlo…

Según estudios la granola que venden en los mercados es, básicamente, avena crujiente y súper dulce…no muy saludable, ¿verdad? 

Aun así, no puedo decirte que todo es malo en la granola, pues esta contiene ciertos nutrientes que son parte esencial de tu alimentación.

  • Entre 9 y 11 gramos de fibra: una buena cantidad para alcanzar la meta de los 25 gramos que las mujeres necesitamos ingerir cada día. La fibra mantiene tus intestinos sanos y funcionando eficientemente. También favorece la lenta digestión que hace que te sientas llena más tiempo, lo que puede ayudarte a perder peso.
  • Además, contiene hierro y zinc de la granola, dos nutrientes que mantienen tu sistema inmunológico fuerte y funcionando normalmente.
  • Rica en folato, una vitamina B que te ayuda a metabolizar tus alimentos y puede reducir el riesgo de ciertos defectos de nacimiento.

Te puede interesar: 10 bebidas mejores que el café para darte energía en las mañanas

Entonces, dirás, ¿cuál es la solución en este asunto de la granola?

La mejor opción, si quieres disfrutar de los beneficios de la granola es hacerla en casa, por eso quiero compartirte una receta deliciosa para hacerla tú misma. Así controlarás las porciones, los ingredientes, y el azúcar, uno de tus mayores enemigos.

Ingredientes

2 tazas de avena seca

1/4 taza – anacardos (también conocidos como castañas de cajú, marañones o merey)

1/4 taza – almendras rebanadas

1/4 taza – semillas de sésamo

1 cucharada – canela

1/2 cucharadita de sal

3 claras de huevos grandes

Direcciones

  • Precalienta el horno a 225 grados F
  • En un tazón grande, combina la avena, las nueces, las semillas, la canela y la sal.
  • En un tazón de mezcla, bate las claras de huevo hasta que se formen picos suaves. Añade las claras de huevo en la mezcla seca de avena. Revuelve suavemente hasta que la mezcla seca esté recubierta.
  • Pon la mezcla de la avena y clara de huevo en una bandeja para hornear (alineada con papel de pergamino o un forro del silpat)
  • Hornea en el horno precalentado durante 60 minutos, revolviendo cada veinte minutos.
  • Almacena en un recipiente hermético durante 1-2 semanas.

Hermosa, y ahora que sabes lo que contiene esa barrita que pensaste que era saludable, te invito a reemplazarla por desayunos con ingredientes quema grasa y además llenos de beneficios para tu salud.

Si quieres obtener muchas más recetas para alimentarte sanamente y sin sacrificios, mi Ebook Ponte En Forma Cocinando Con Ingrid Macher es ideal. Ahí encontrarás más de 100 recetas que te ayudarán a adelgazar, tan deliciosas que ni te imaginas, y lo mejor: ¡muy fáciles de preparar! Puedes adquirirlo siguiendo este enlace.

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi secreto del éxito: aprende cómo preparar este poderoso remedio quema grasa

23 formas en las que el vinagre de sidra de manzana mejorará tu vida. La #8 es mi preferida