in ,

Si quieres estar saludable, elimina esto de tu cocina hoy

Bella, si estás empezando tu camino saludable y quieres adelgazar, seguramente te habrán dicho que uno de los primeros pasos para perder peso es dejar la harina blanca Descubre cuál es el veneno blanco y la razón por la que te engorda.

Aunque es cierto, no por eso tienes que dejar todos los alimentos que amas y tengan harina, por supuesto, existen varias opciones más saludables para remplazarla, como la harina de coco. 

Pero hoy, no quiero hablarte de una opción saludable, sino de una de las mayores trampas que promueven algunas empresas y figuras fitness: La harina de almendras. Tal vez has escuchado hablar sobre sus beneficios, pero si deseas estar saludable, ésta no es tu mejor opción.

De la mano de Empowered Sustenance, te daré las razones importantes para no usarla. 

  • La harina de almendras distorsiona tu percepción sobre la cantidad y tiene muchas calorías

¡Sabías que una taza de harina de almendras contiene alrededor de 90 almendras! Difícilmente podríamos notar esto a simple vista y es por ello que la harina de almendras es un riesgo si estás intentando cuidar tu peso, pues disfraza el consumo de estos frutos secos que contienen 7 calorías por unidad.

Si masticaras las almendras enteras, tu cuerpo te diría que está lleno y saciado antes de que consumieras demasiadas almendras, pero éste pierde esa percepción y la comunicación al consumir harina de almendras.

Además, está cargada de calorías. Imagínate que para hacer una galleta de tamaño mediano se necesitan entre 90 a 100 almendras y en solamente 9 almendras hay aproximadamente 100 calorías, lo que hace que todo lo que prepares con ella se vuelva instantáneamente en una bomba para tu cuerpo.

  • La harina de almendras te inflama

Alrededor del 20% de la grasa de las almendras son ácidos grasos poliinsaturados (PUFA). Nuestras dietas modernas (porque todo es procesado) tienden a sobrecargar nuestros cuerpos con este tipo de grasas que conducen a numerosos problemas de salud.

Aquí hay algunas razones por las que es importante no consumir en exceso grasas poliinsaturadas.

  • Ralentizan tu metabolismo
  • Fomentan una respuesta inflamatoria en el cuerpo
  • Causan problemas digestivos al afectar la acción de ciertas enzimas digestivas
  • Disminuyen la función tiroidea
  • Inhiben las enzimas de desintoxicación
  • Agotan los antioxidantes en el cuerpo

Los PUFAS inhiben la producción de progesterona y andrógenos mientras que activan la producción de estrógeno. Esto estimula la dominancia del estrógeno en el cuerpo, lo que contribuye a muchos problemas de salud como el aumento de peso, PMS y el acné hormonal, entre otros.

Recuerda que las grasas poliinsaturadas son dañinas cuando se consumen en exceso.

El consumo de harina de almendra es una manera fácil de sobrecargar el cuerpo con una cantidad perjudicial de PUFAS.

  • La harina de almendras afecta tu digestión 

Los inhibidores enzimáticos se concentran en todas los frutos secos y semillas y, como resultado, la harina de almendras contiene una cantidad muy grande. Si comes una pequeña cantidad de almendras, éstas no te afectarán, lo contrario pasa con este polvo… 

Los inhibidores que se encuentran en ella afectan tu digestión, pues estas enzimas son necesarias para digerir toda tu comida, desde los carbohidratos hasta las proteínas y las grasas.

¿Qué sucede cuando los inhibidores enzimáticos están presentes en el quimo de los alimentos que hemos consumido? Nuestras propias enzimas digestivas no pueden completar su trabajo.

El cuerpo siente una necesidad de tener más enzimas, por lo que hace que el páncreas trabaje de más.

Desafortunadamente, las enzimas digestivas adicionales son problemáticas y agotan este órgano. El consumo de frutos secos y semillas provoca desequilibrios enzimáticos y esto a menudo se manifiesta como hinchazón y dolor de estómago.

Entonces, ¿qué recomiendo?

La harina de coco (como te mencioné antes), a diferencia de la harina de almendra, es segura para utilizar con el calor y no es tóxica para el cuerpo.

Además, sus componentes, son conocidos por sus propiedades para perder peso y acelerar el metabolismo.  Así es ¡Mientras que las grasas en la harina de almendra ralentizan tu metabolismo, las grasas en la harina de coco en realidad lo aceleran!

Y no te preocupes por su precio, con un poco puedes hacer mucho pues, aunque la harina de coco podrá parecerte cara al principio, rinde bastante.

Me despido por ahora bella, pero si quieres conocer exquisitas recetas para realizar con harina de coco te sugiero que adquieras mi ebook Ponte en Forma Cocinando con Ingrid Macher, en donde encontrarás más de 120 recetas deliciosas, nutritivas y saludables que te ayudarán a perder peso sin tener que hacer grandes sacrificios con la comida.

Gracias por leerme, no olvides dejarme tu comentario, y si te gustó este artículo ¡no dejes de compartirlo con tus amigas! hagamos de este un mundo más saludable. 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No caigas más en el engaño, los cereales de desayuno NO son saludables

6 remedios caseros para curar el herpes labial. No creerás lo que el #4 puede hacer