, , ,

No caigas más en el engaño, los cereales de desayuno NO son saludables

Ceo que todas hemos visto en la televisión esos comerciales de cereales para el desayuno que  ofrecen una gran cantidad de nutrientes que nuestros hijos necesitan “para crecer fuertes y sanos”.

Y ni qué decir los que nos prometen ayudarnos a conseguir y mantener la figura que deseamos, todo desde una pequeña y practica caja. Fácil, no tenemos que cocinar, y saben delicioso.

 Pero ¿de verdad son saludables? Pues quédate para descubrirlo porque junto a Authority Nutrition hoy te traigo la respuesta.

¿Qué es un cereal de desayuno?

El cereal de desayuno se hace de granos procesados. A menudo se come con leche, yogur, frutas o frutos secos (eso lo debes saber), lo que tal vez no conoces es…

Cómo hacen los cereales para el desayuno:

  • Procesamiento: Los granos se procesan generalmente en harina fina y se cocinan.
  • Mezcla: La harina se mezcla con ingredientes como azúcar, chocolate y agua.
  • Extrusión: Muchos cereales para el desayuno se producen por extrusión. Este es un proceso de alta temperatura que utiliza una máquina para dar forma al cereal.
  • Secado: A continuación, el cereal se seca.
  • Conformación: Por último, el cereal se convierte en formas, tales como bolas, estrellas, bucles o rectángulos. Los cereales de desayuno también pueden ser inflados, en copos o triturados. El cereal también se puede recubrir de chocolate o de glaseado antes de que se seque.

En otras palabras: el cereal de desayuno se hace de granos refinados, es altamente procesado, azucarado y por lo general contiene un montón de ingredientes poco saludables añadidos. Definitivamente un mal comienzo.

La mayoría de los cereales están cargados de azúcar y carbohidratos refinados

Como te dije, estos cereales son muy altos en azúcar, es más, son unos de los alimentos procesados y azucarados más consumidos en el mundo. De hecho, la mayoría de estos tienen el azúcar como el segundo o tercer ingrediente en la etiqueta (antes que las vitaminas y los minerales), lo que significa que es de los elementos que más contienen.

¿Y sabes qué? Comerlos en la mañana aumentará tus niveles de azúcar en la sangre y de insulina. Te sentirás feliz, pero…

Unas horas más tarde, tu nivel de azúcar en la sangre colapsará, y tu cuerpo anhelará otra comida alta en carbohidratos o unos bocadillos chatarra, bajando tu ánimo y creando así un círculo vicioso.

Recuerda: el azúcar es más adictivo que algunas drogas.

Pero eso no es todo, el consumo excesivo de azúcar también puede aumentar tu riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y cáncer.

Te puede interesar: Seguro has oído de esta planta, pero ¿sabías que sus semillas te ayudan a adelgazar?

Los cereales de desayuno suelen ser promocionados engañosamente como saludables

¿Recuerdas los comerciales de los que te hablaba al principio? Con hermosos animalitos prometiendo beneficios, ¿qué mal pueden hacer?

Pues estos son comercializados como saludables e inclusive, tienen esas propiedades en la caja. Esto incluye afirmaciones engañosas como “bajos en grasa” y “granos enteros”, pero son un engaño, cuando miras con cuidado la lista de ingredientes, la mayoría son hechos de granos refinados y llenos azúcar.

Pero hay un problema peor, ¡y es que muchas personas creen sus mentiras! Los estudios han demostrado que son una forma eficaz de convencer a la gente de que estos productos son verdaderamente más saludables.

Ten en cuenta que los alimentos realmente saludables ni siquiera necesitan declaraciones de salud.

Pero, si sientes que no puedes dejar de comerlos, he preparado algunos puntos para que puedas elegir los mejores y más saludables.

Limita de azúcar

Idealmente, elige un cereal de desayuno que contenga menos de 5 gramos de azúcar por porción. Lee la etiqueta de información nutricional para saber cuánto azúcar contiene el producto.

Tu objetivo es un alto contenido de fibra

Los cereales de desayuno que contienen al menos 3 gramos de fibra por porción son la mejor opción, pues comer suficiente fibra puede tener numerosos beneficios para la salud.

Presta atención a las porciones

Los cereales de desayuno tienden a ser crujientes y sabrosos, y puede ser muy fácil consumir grandes cantidades de calorías. Mide cuánto estás comiendo y utiliza la información del tamaño de la porción en el empaque para orientarte.

Lee la lista de ingredientes

No hagas caso de las afirmaciones de la salud que salen al frente de la caja, y siempre revisa los ingredientes. No compres cereales de colores, con azúcares añadidos, ni complementos como masmelos y chocolates.

Añade alguna proteína

La proteína es el macronutriente que más nos llena, pues aumenta la sensación de plenitud y reduce el apetito, así que una cucharada de frutos secos, semillas o un poco de yogur griego son buenas opciones para una adición de proteína.

Aun así, un cereal nunca va a remplazar un buen desayuno y todos sus beneficios adelgazantes, por eso te recomiendo descargar completamente GRATIS mis Recetas de Desayunos Saludables y Nutritivos Para Quemar Grasa y comienza tu día de la mejor manera posible.

Esto era lo que quería contarte hoy bella, espero que hayas encontrado esta información muy útil, y si así fue, no olvides compartirla con tus amigas y familiares. ¿Cuál es tu opción favorita de desayuno saludable? ¡Déjame tu comentario!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Has notado que los hombres adelgazan más rápido que las mujeres? Aprende cómo nivelar la balanza

Si quieres estar saludable, elimina esto de tu cocina hoy