, , , ,

Estos 5 alimentos están en tu cocina y te están causando un desbalance hormonal que no te permite perder peso ¡Elimínalos ahora!

Haces ejercicio y agregas alimentos saludables todas las semanas a tu plan alimenticio pero igual no puedes perder ni 1libra… es posible sea culpa de tus hormonas.

¿Te has sentido más hinchada o con antojos por devorar todo lo que hay en la nevera cuando estás en “esos días”?

¿Te has pasado de tu hora de dormir y has tenido un atrancón de comida por la noche?

¿En una semana estresante de trabajo subiste de peso sin darte cuenta?

Todo esto sucede porque un desnivel en hormonas como el estrógeno, el cortisol, la grelina, la leptina y la insulina, puede hacerte comer compulsivamente, sentir más hambre, retener líquidos y hasta engordar.

Pero no te preocupes, aunque no lo creas, todo esto puedes solucionarlo cambiando lo que comes, pues mantener tus hormonas en un nivel normal depende en un alto porcentaje de los alimentos que das a tu cuerpo.

Por esto hoy quiero hablarte de esos alimentos que están causando un caos entre tus hormonas

Alimentos que causan desbalance hormonal

Azúcar

Azúcar morena, azúcar blanca, jarabe de maíz de alta fructosa… como sea que la llames, se ha demostrado que el azúcar y los endulzantes artificiales empeoran los síntomas hormonales en las mujeres.

Esto sucede porque ingerir demasiado azúcar evitará que el estrógeno, la progesterona y la testosterona sean equilibrados en nuestro cuerpo.

Al comer un helado, agregar endulzantes a tus bebidas, o merendar chocolates etc. la prioridad de tu cuerpo será regular la insulina, por lo que los demás procesos (entre ellos los hormonales) serán realizados con menos eficiencia. 

Y si fuera poco, un estudio de la Universidad de Pittsburgh demostró que aquellas mujeres que disminuyeron su consumo de azúcar perdieron más peso y demostraron menos síntomas pre-menopaúsicos que las que tenían un consumo más elevado.

Café o bebidas con cafeína

Yo sé que muchas hermosas aman su café en la mañana, pero esta bebida puede causar grandes desbalances en tus hormonas.

La verdad es que demasiada cafeína puede causar estragos en el sistema endocrino, especialmente si hay otros factores estresantes hormonales involucrados, como el embarazo, la presencia de toxinas, el desequilibrio de grasa beneficiosa o el estrés.

Al cambiar tus hábitos de sueño, el café también aumenta la producción de los niveles de grelina (una hormona que produce hambre) y disminuye la leptina (que produce saciedad) haciéndote comer más y por lo tanto aumentar de peso.

Como si fuera poco, además puede causarte sofocos y sudoración en las noches.

Así que si estás cansada de estos horribles síntomas causados por el café, cambia esta dañina bebida por una energizante y baja en cafeína como el Té IM OOlong.

Alcohol

Se ha encontrado que el consumo crónico de alcohol interfiere con el funcionamiento pancreático, causa enfermedad hepática y afecta todas las funciones hormonales.

Como lo escuchas, cuando bebes todo tu cuerpo entra en colapso, su prioridad se vuelve metabolizar el alcohol y el resto de sus funciones se ralentizan entre ellas la quema de grasa.

Beberlo pude causarte depresión, irritabilidad, agitación, sueño, náuseas,  vómitos, sofoco y cefalea.

Además de que está lleno de calorías vacías.

Productos lácteos

Olvídate de lo que te dijeron cuando estabas niña sobre el consumo de la leche para tener los huesos fuertes y los dientes sanos. Actualmente los investigadores  están comenzando a sospechar que el consumo regular de productos lácteos no sólo puede causar alto estrógeno, sino también aumentar el riesgo de algunos cánceres.

Y es que, si observas las zonas del mundo con el mayor consumo de productos lácteos, encontrarás las tasas más altas de cánceres femeninos reproductivos y de mama.

Los lácteos que consumes ahora con tu desayuno y además le das a tus hijos, están llenos de químicos, hormonas agregadas a las vacas por los productores y antibióticos que pueden causarte enfermedades.

Soya

La soya es uno de los peores delincuentes cuando se trata de desequilibrio hormonal pues es rica en sustancias que no sólo imitan el estrógeno humano, sino que también suprimen el funcionamiento de la tiroides.

Consumir soya puede causarte cambios de humor, depresión, infertilidad, aumento de grasa y pérdida de músculo. Fallas al ovular y en el útero

Además, la forma de cultivo de la soya incluye el glifosato, uno de los herbicidas más peligrosos que existe para el sistema endocrino. Puede provocar a los niños y embriones disminución en el desarrollo, en la actividad locomotora, en el aprendizaje y la memoria.

Algunas buenas alternativas para reemplazar la soya incluyen leche de nueces, aceite de coco y proteína de arroz o proteína whey en lugar de proteína de soya. 

Otros alimentos que te afectan…

Otra causa por la que puedes desarrollar un desbalance hormonal es comer demasiados alimentos envasados y procesados como jamones, salchichas y pan que (además del azúcar) contienen aceites vegetales no saludables e ingredientes artificiales.

Estas opciones de alimentos no sólo no están proporcionando el apoyo nutricional que tu cuerpo necesita, sino que además están introduciendo sustancias químicas  que afectan la función de tu cuerpo y tu control hormonal. 

Las estrictas dietas también descontrolan tus hormonas

Tal vez has caído en el mito de la dieta baja en grasa y no estás comiendo suficientes grasas saludables o “buenas”, algo que el cuerpo (y especialmente el cerebro) necesita para funcionar de manera óptima y mantener el equilibrio. (Ver: ¡Si Quieres Perder Grasa, Tienes Que Comer Grasas!).

Para recuperar tu balance hormonal, debes comer muchas proteínas saludables como los peces capturados en su entorno silvestre, las frutas y verduras orgánicas y las grasas saludables como el aceite de coco, el aguacate y el aceite de oliva y todos alimentos que te proporcionan los nutrientes que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable.

De acuerdo a Wellness Mama, hay otra forma sencilla en la que puedes asegurarte de que tus hormonas mantengan su equilibrio: ¡duerme más! Mientras duermes, tu cuerpo es extremadamente activo eliminando toxinas, recargando la mente y creando hormonas. Así que saltarte horas de sueño, así sea solo una noche, puede tener un tremendo impacto en las hormonas e incluso una noche de sueño perdido o acortado puede crearte los niveles hormonales de un pre-diabético. Así que hagas lo que hagas, apunta a esas 7-9 horas de sueño cada noche.

¿Te sorprende encontrar alguno de estos alimentos en la lista? ¿Agregarías otro? No dudes en dejarme tu opinión sobre este tema, y por favor, comparte este artículo con tus seres queridos para que ellos también reciban esta importante información, ¡Hasta la próxima!

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *