,

Si piensas que saltándote el desayuno adelgazas, tienes que leer esto

¿Cuándo fue la última vez que te sentaste a tomar un buen desayuno? Y no, el muffin o la taza de café que tomas mientras corres al trabajo no califican como uno. Y no quiero sonar como tu mamá, pero, aunque creas lo contrario, un buen desayuno es primordial para adelgazar.

Y cuando digo un buen desayuno, me refiero a uno que se componga de proteína, grasas saludables, frutas y verduras.

Muchas bellas, siguen esas peligrosas dietas de ayuno, se saltan una o dos comidas diarias y peor, salen a ejercitarse sin comer y no alimentan sus músculos al llegar… ¡Grave error!

La proteína es esencial cada mañana, pero con los demás ingredientes puedes jugar para crear desayunos variados, deliciosos y saludables todos los días. Si quieres obtener algunas ideas te invito a que descargues completamente gratis mi e-book Recetas de Desayunos Saludables y Nutritivos Para Quemar Grasa.

Y es que el desayuno es literalmente la comida destinada a “romper el ayuno” de todas esas horas previas de descanso bien merecido y reparador que has pasado, así que al saltártelo causarás una serie de malas reacciones en cadena en todo tu cuerpo.

Tus niveles de azúcar en la sangre caen

Una investigación demostró que el desayuno ayuda a restaurar el glucógeno y estabilizar los niveles de insulina. Si no repones tus almacenes de glucosa en la mañana, te sentirás excesivamente hambrienta, irritable y fatigada durante el día.

Tu metabolismo se vuelve lento

Hay pruebas científicas de que una comida temprana puede impulsar tu metabolismo y alentar a tu cuerpo a quemar más calorías durante todo el día.

Cuando ayunas por demasiado tiempo, tu cuerpo entra en modo de protección, y comienza a almacenar tantas calorías como sea posible… y como si fuera poco, cuando tu metabolismo se ralentiza, la glucosa almacenada en tus músculos puede convertirse en una fuente de reserva de combustible, desgastando los músculos que tanto te has esforzado para tonificar.

Te puede interesar: Aprende a usar este ingrediente para adelgazar

Tus hormonas del estrés se disparan

¿Te sientes más irritada de lo usual por las mañanas? Tal vez saltarte el desayuno tiene algo que ver con esto, pues esta primera comida del día tiene un efecto positivo sobre el cortisol, una de las principales “hormonas del estrés” producidas por las glándulas suprarrenales, según una investigación de la Universidad de Texas en Austin.

El cortisol cumple muchas funciones, incluyendo ayudar a tu cuerpo a usar el azúcar (glucosa) y la grasa para obtener energía y controlar el estrés.

Normalmente los niveles de cortisol son más altos alrededor de las 7 de la mañana, así que es importante comer algo para volverlos a bajar, pues si los niveles de cortisol permanecen elevados, es probable que te sientas ansiosa, nerviosa e irritable.

Tu corazón se ve perjudicado

Saltarse el desayuno regularmente puede hacerte más susceptible al aumento de peso y aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca, obesidad, presión arterial alta, colesterol alto y diabetes.

Serás menos saludable en general

Las personas que saltan el desayuno tienden a dejar los nutrientes esenciales, como la fibra, calcio y potasio. Las deficiencias nutricionales pueden aumentar el riesgo de ciertos problemas de salud.

En cambio, las personas que toman el desayuno de manera regular tienden a comer una dieta más saludable en general. Eso significa que comer desayunos alienta a las personas a comer alimentos saludables, como frutas, verduras, carne magra y granos enteros, durante el resto del día.

¿Necesitas más razones para no volver a saltarte esta importante comida? Pues te cuento que un desayuno saludable y rico en proteína te ayudará a reducir el hambre y a comer hasta 135 calorías menos durante el día. Además, la proteína también hará que te sientas llena debido a que activa las señales del cuerpo que frenan el apetito, lo que reduce los antojos y el comer en exceso.

Y algo más: los desayunos altos en proteína también pueden ayudarte a perder grasa del vientre, pues la proteína dietética está inversamente relacionada con la grasa del vientre, es decir, a mayor ingesta de proteína de calidad, menos grasa de vientre.

Eso sí, recuerda que debe ser un desayuno de calidad que en lo posible no incluya azúcares. Esto quiere decir que los muffins, bagels, barras de granola empacadas y cereales de caja no son buenas elecciones.

Por otro lado, los huevos, el yogur griego, la avena, las semillas de chía, las bayas, los frutos secos, las malteadas de proteína con IM Whey Polvo de proteína, la linaza y el requesón serán tus mejores amigos en las mañanas.

Espero haberte convencido de no saltarte el desayuno y ponerle más atención a lo que comes ¡los beneficios sin duda lo valen!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *