in ,

Descubre cómo acabar con los síntomas de la gastritis

Bella, ¿has sentido dolores en el estómago o ardor en la parte superior de tu abdomen (que a veces llaman la boca), sensación de náuseas o vómitos, hasta eructos constantes? Si es así, puedes estar sufriendo los síntomas de la gastritis

Por eso antes de mostrarte cómo controlarla, quiero que sepas qué es:

La gastritis es el daño e inflamación a la mucosa gástrica y al revestimiento del estómago, que son  como un sistema de protección local de tu cuerpo. 

Ésta puede ser causada por:

  • Una infección bacteriana (helicobacter pylori)
  • Padecer anemia perniciosa, una enfermedad  donde no se puede absorber la Vitamina B12.
  • Tener reflujo
  • Consumir sustancias agresivas e irritantes para el estómago

Aunque la mucosa y el revestrimiento son bastante fuertes, beber demasiado alcohol, comer alimentos procesados, picantes o con salsas, abusar del consumo de antiinflamatorios o fumar, puede causar inflamación e irritación. Y ahí comienzan los molestos síntomas…

La buena noticia es que a menudo la gastritis puede ser tratada e incluso sanada a través de cambios de estilo de vida saludables, comenzando con tu alimentación.

Por eso, a continuación, te daré unos consejos que pueden ayudarte a controlar los síntomas, con ayuda del sitio web Dr. Axe

Come más comidas más pequeñas: este es un consejo que siempre doy a las bellas que desean perder algunos kilos. En lugar de comer menos comidas al día, con mayores cantidades de comida en cada una, trata de comer cantidades más pequeñas con más frecuencia.

Por ejemplo, en lugar de tener tres comidas diarias, planea tener de cinco a seis comidas, que sean más pequeñas y cada pocas horas. Comer cantidades más proporcionales y con más frecuencia puede ayudarte a aumentar el flujo de sangre al estómago, lo que aumenta la cicatrización de tu revestimiento.  

Además, puede ayudar a amortiguar los efectos de ácido que se produce en tu estómago.

Evita comer demasiado cerca de la hora de acostarte: dale a tu cuerpo alrededor de tres horas para digerir completamente los alimentos antes de irte a dormir.

Bebe suficiente agua: el agua (al contrario de otros líquidos como el café, el té, el alcohol o las bebidas endulzadas) ayuda a controlar los síntomas de la gastritis, así que ponte como meta beber por lo menos de seis a ocho vasos diarios.

Trata de tomar un vaso lleno de agua cuando surjan los síntomas y un vaso con cada comida. A diferencia de la leche, el alcohol y la cafeína, el agua no aumentará la producción de ácido del estómago ni causará ardor. ¡Además, te ayudará a adelgazar y a mantener la piel sana!

Reduce el estrés: como te he dicho antes, el estrés afecta el funcionamiento de todos tus sistemas. ¿Has sentido que el ardor aumenta cuando estás preocupada?

No se ha comprobado que éste sea el culpable de la gastritis, pero sin duda empeora los síntomas. El estrés puede desencadenar una mayor liberación de ácido en tu estómago y así aumentar la inflamación, además, reduce la función inmune y contribuye a otros problemas digestivos. Te recomiendo estas seis sencillas técnicas para aprender a controlar el estrés.

Deja de fumar y reduce la exposición a las toxinas: fumar y vivir un estilo de vida poco saludable son los principales factores de riesgo para desarrollar daño al estómago y gastritis. Fumar retarda la cicatrización de la inflamación de la mucosa gástrica y también hace que sea más probable que desarrolles infecciones.

Toma suplementos beneficiosos: el omega3 puede ayudarte a curar la gastritis. Mi IM Omega de aceite de salmón te ayuda a disminuir la inflamación que causa el odioso ardor.  

Además, los probióticos, vitamina C, hierbas adaptógenas, vitamina B12 y un multivitamínico basado en los alimentos diarios, también son buenos suplementos para este fin. 

Evita consumir frutas cítricas, tomates, productos lácteos, alcohol y café: cada persona con gastritis reacciona de manera diferente a varios alimentos, por lo que te recomiendo probar un plan de eliminación  de comidas irritantes con el fin de descubrir qué alimentos tienden a causarte el peor dolor.

Ahora que conoces el primer paso para controlar el ardor y los gases, y partiendo de que como te dije antes algunas comidas son las causantes de tu problema, quiero mostrarte los alimentos saludables que si pueden ayudarte a calmar la irritación:

  • Alimentos con alto contenido de antioxidantes: la investigación muestra que los alimentos ricos en antioxidantes como la vitamina C, vitamina A y los flavonoides, pueden ayudar a reducir la inflamación estomacal y reducir el riesgo de trastornos o complicaciones digestivas. Las mejores fuentes de antioxidantes curativos son las frutas y verduras frescas de colores brillantes. Las cebollas, ajo, calabaza, pimientos, vegetales de hojas verdes, alcachofa, espárragos, apio, hinojo, jengibre, cúrcuma, verduras crucíferas, bayas, manzanas y arándanos, son grandes ejemplos.
  • Alimentos probióticos: estudios sugieren que el consumo de probióticos puede ayudar a controlar la bacteria H. pylori (causante de gastritis) y tratar las infecciones del tracto gastrointestinal que desencadenan gastritis y úlceras. Los alimentos probióticos, incluyendo verduras fermentadas, kombucha, yogurt griego y kéfir (si puedes tolerar los lácteos), tienen numerosos beneficios para casi todos los aspectos de la salud: reducir la inflamación, regular los movimientos intestinales, ayudar a controlar las reacciones a las alergias alimentarias o intolerancias, y mucho más.
  • Ajo: el consumo de ajo crudo y cocido ha sido un remedio natural para los problemas gastrointestinales durante miles de años. El ajo es un antiinflamatorio natural e incluso tiene algunas propiedades antibióticas. Algunos expertos creen que el ajo crudo podría ser capaz de ayudar a reducir la bacteria H. pylori e inhibir el crecimiento de otras bacterias dañinas.

garlic3

  • Regaliz, hinojo o anís: El regaliz es un remedio popular tradicional para todo tipo de problemas digestivos, incluyendo úlceras y reflujo ácido. La raíz del regaliz contiene un compuesto especial llamado glicirricina, reconocido por sus efectos calmantes en el estómago y su fortalecimiento del tracto digestivo.

De hecho, este compuesto es tan impresionante que se ha demostrado que tiene propiedades anti-inflamatorias, antidiabéticas, antioxidantes, antitumorales, antimicrobianas y antivirales. Aunque el extracto de regaliz puede ser más beneficioso, comer hinojo y utilizar especias de anís también puede ofrecer cierto alivio. La dosis recomendada de extracto de regaliz es alrededor de tres gramos por día durante unas cuatro a seis semanas.

  • Alimentos ricos en fibra (nueces, semillas, granos y leguminosas): se ha demostrado que una alimentación rica en fibra es beneficiosa para la gastritis y otros trastornos digestivos. Un estudio realizado por la Escuela de Harvard de Salud Pública encontró que los planes ricos en fibra se asociaron con un riesgo reducido de desarrollar úlceras de estómago hasta en un 60 %.

 Algunas de las mejores fuentes de fibra incluyen nueces como almendras, semillas como chía o lino, legumbres remojadas y granos enteros germinados (preferiblemente aquellos que son granos antiguos y sin gluten como avena, quinua, arroz salvaje, alforfón y amaranto).

  • Grasas y proteínas saludables: Las proteínas magras ayudan a reparar la pared intestinal y tratan problemas digestivos como el síndrome del intestino permeable, que puede desencadenar la inflamación.

 Para terminar, quiero que sepas, que las buenas fuentes de proteína incluyen, el pescado capturado en el medio silvestre, los huevos sin jaulas o las aves criadas en pasto. Los peces como el salmón o las sardinas son especialmente beneficiosos porque son alimentos omega-3, que son anti-inflamatorios y beneficiosos para los enfermos de gastritis. Otras grasas saludables que son fáciles de digerir incluyen aceite de coco o de oliva, aguacate y ghee.

¿Sabes de algún otro remedio o alimento para la gastritis? No dudes en dejarme tu comentario, y por favor, ¡comparte esta información con tus seres queridos que padezcan está condición!

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 usos para la manzanilla

Quema grasa con esta deliciosa agua saborizada