, , ,

Descubre el ejercicio perfecto para ti según tu personalidad

Si te cuesta apegarte a un plan de ejercicios tal vez no has encontrado el correcto para ti

Después de escuchar a todas tus amigas hablar y hablar de las maravillas que ha hecho el yoga en su cuerpo y su estado de ánimo, te decides a inscribirte en una clase. Con mucho ánimo llegas al estudio, estiras tu tapete, te sientas, cruzas tus piernas, cierras tus ojos y… te aburres a los cinco minutos ¿Qué pasó? ¿Has sentido algo similar?

Tranquila, no tienes un problema si el yoga no es lo tuyo, y es que la verdad todas nosotras tenemos personalidades tan diferentes que es imposible que un solo tipo de ejercicio nos motive a todas por igual.

Algunas necesitan clases personalizadas, unas necesitan correr, otras necesitan quedar bañadas en sudor o hasta necesitan la competitividad para mantenerse motivadas. Si aún no descubres cuál es tu tipo de ejercicio ideal, quédate conmigo para ayudarte a descubrirlo.

De acuerdo a un artículo del Washington Post, cómo te comportas en tu vida cotidiana puede desempeñar un papel importante en tu rutina de ejercicios. Esto explica por qué algunas personas son un éxito en sus clases de Zumba, mientras otras bellas se enredan con sus propios pies.

Está comprobado que nuestras personalidades e incluso nuestros estados de ánimo pueden dictar el tipo de entrenamientos que disfrutamos. Por ejemplo, los introvertidos pueden optar por entrenar en solitario, mientras las personas sociables disfrutan de clases de fitness en grupo, algunas personas con estrés pueden gravitar hacia el yoga, y así sucesivamente. ¿Has pensado cual eres tú?

Por suerte, actualmente hay tantos entrenamientos como tipos de personalidad, lo que hace que sea increíblemente fácil encontrar un régimen que encaje perfectamente en tu estilo de vida.

Un trabajo publicado por Margaret Schneider, una investigadora de la Universidad de California en Irvine, encontró un vínculo entre la actividad física y dos sistemas específicos de personalidad, la activación conductual (BAS) y la inhibición conductual (BIS). ¿Qué?…

Te puede interesar: 4 cosas que tienes que hacer si quieres perder peso

Te explico, cómo estás diseñada, o como piensas, puede definir cómo ves y participas en el ejercicio, así que para descifrar qué tipo de personalidad tienes a la hora de ejercitarte, te recomiendo de la mano de Web MD que te hagas algunas preguntas:

¿Soy una persona diurna o nocturna?

Primero, descubre tu reloj corporal. Si eres del tipo madrugador y te gusta ejercitarte a primera hora de la mañana, entonces vete a la cama a una hora razonable y comienza tu día ejercitándote desde temprano. Si eres más perezosa para la mañana y en la noche estás despierta como un búho, programa tus entrenamientos para la tarde, pero ¡ojo! no muy cerca de tu hora de irte a dormir porque alterarás tu descanso.  Puede que pienses que odiaste esa clase de yoga, pero tal vez sólo odiaste levantarse a las 5:30 a.m. para llegar al gimnasio a tiempo.

¿Soy una persona introvertida o soy sociable?

Pregúntate también por tu reacción hacia las demás personas ¿te motivan o te ponen nerviosa? Te digo esto porque para algunas personas, el ejercicio debe ser una actividad social, tienen que ser capaces de ir a algún lugar, ver a sus amigos, hablar y motivarse mutuamente para alcanzar una meta.

Otras personas tal vez como tú, quieren tiempo tranquilo para sí mismos mientras hacen ejercicio. Correr, nadar y andar en bicicleta son excelentes actividades en solitario. Y algunos entrenamientos se pueden adaptar a tu sociabilidad. Por ejemplo, si te encanta correr, pero odias estar en el camino sola, intenta inscribirte en un club local de corredores de carretera.

¿Me gusta conectarme conmigo o con otros?

Si eres una persona reflexiva, centrada en tu interior y deseosa de conocerte a ti misma, entonces encuentra un entrenamiento que te permita entrar en la profundidad de tu experiencia en sí, algo así como una de las muchas formas de yoga, Pilates, o tai chi.

Por otro lado, si eres una persona supremamente activa y curiosa por lo que sucede a tu al rededor, y no te preocupas mucho por tu yo, quizás necesitas una meta. Por ejemplo, ¿eres del tipo de persona que trabaja mejor cuando tiene un plazo? Si es así, entonces, disfrutarás más tu entrenamiento si te inscribes y entrenas para una carrera de tres meses a partir de ahora, tendrás una razón para ponerte los zapatos de correr todos los días. Si no eres tan competitiva, pero necesitas sentirte “recompensada”, considera ponerte objetivos. Por ejemplo, inscríbete en una clase de spinning que te preparará para un viaje en bicicleta en tus vacaciones.

Por supuesto, puede que no encajes perfectamente en uno de los ejemplos, pero así puedes irte perfilando. No quiero decir que porque te gusta correr con una amiga significa que vas a odiar una clase de Pilates, o sólo porque te gusta el movimiento lento y reflexivo del tai chi no significa que no puedes disfrutar de una clase de kickboxing rápido.

Una vez que hayas encontrado el equilibrio del “entrenamiento para ti” prueba cosas que no encajan en ocasiones. El ejercicio y la actividad física deben ser individualizados como lo son los patrones alimentarios.

Te tengo además un súper test…

¿Todavía no estás seguro de dónde cabe tu personalidad de entrenamiento? Prueba este cuestionario del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer:

  1. Cuando pienso en actividad física, yo:
  2. No puedo esperar para ponerme mis zapatos para trotar
  3. Realmente quiero hacer ejercicio, pero necesito un empujón
  4. Le temo la idea de mover un músculo, pero soy feliz una vez que me muevo

 

  1. Cuando estoy físicamente activa, me gusta hacer ejercicio:
  2. A mi propio ritmo
  3. Con un equipo o grupo
  4. Con una o dos amigas

 

  1. Hago ejercicio porque:
  2. Quiero estar en forma, adelgazar o mejorar mi salud
  3. Quiero ver a mis amigas y ponerme al día con los últimos chismes
  4. El clima está agradable o simplemente siento ganas de hacerlo

 

  1. Cuando participo en una actividad física, por lo general:
  2. Planifico el evento de antemano
  3. Participo cuando alguien más ha planeado la actividad o asisto a una clase
  4. Reúno rápidamente la motivación para ejercitarme cuando estoy en el ánimo

 

  1. Otros me ven como:
  2. Una líder
  3. Una jugadora de equipo
  4. Alguien que sigue las buenas ideas

  1. Disfruto de actividades físicas que son:
  2. Establecidas por mi propia rutina
  3. Establecidas por un profesional, maestro o grupo
  4. Espontáneas

 

Para cada respuesta, debes darte:

A = 1 punto

B = 2 puntos

C = 3 puntos

Si te anotaste …

6-9 puntos: eres una auto-motivadora

10-14 puntos: eres una jugadora de equipo

15-18 puntos: eres espontánea

Auto-motivadora

Te gusta la estructura y la organización. Crear y apegarte a tu propio plan de ejercicio es relativamente fácil, pero puedes encontrarte perdiendo el interés en tu rutina habitual. Trata de añadir algunas actividades nuevas como ciclismo, remo, jardinería o senderismo. O prueba alternar tus entrenamientos favoritos como caminar, nadar, y levantamiento de pesas en diferentes días de la semana.

Jugadora de equipo

Para ti, el ejercicio es una forma de socializar y mantenerte conectada con amigas y familiares. Las actividades de grupo y las clases son una selección natural para ti. Inscríbete en una clase de ejercicios; Reúne un grupo de amigos para caminar; O únete a un deporte de equipo o liga deportiva como bolos, softbol, o dobles de tenis.

Espontánea

Amas la libertad y detestas conforme a reglas rígidas. Las cosas que te ponen en movimiento podría incluir una llamada de amigos que necesitan un cuarto jugador para una ronda de golf, una caminata en el bosque para disfrutar de un hermoso día de otoño, o un paseo a la tienda cuando no tienes leche. Estas actividades son geniales, pero asegúrate de que estás haciendo algo activo en la mayoría de tus días.

Por último, no importa el ejercicio que elijas, IM Whey Polvo de Proteína siempre será tu mejor aliado para formar músculo y recuperar el tejido después de un fuerte entrenamiento para evitar lesiones y verte y sentirte divinamente, ¡Adquiérelo haciendo dando clic AQUÍ!

Cuéntame si ya has descubierto tu personalidad de entrenamiento y cuál es. ¡Y si te gustó mi artículo, compártelo con tus amigas y familiares para que ellas descubran la suya!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Combate el estreñimiento mientras quemas grasas con este increíble remedio casero

No te imaginas lo que puedes hacer con agua y limón