in

Tomar uno de estos es como si comieras…

Nos dejamos engañar. Desde pequeñas hemos creído que las bebidas de cualquier tipo contienen menos calorías que los alimentos que consumimos… Por eso cuando queremos estar delgadas dejamos de comer hamburguesas, dulces, chocolates, y grasas, pero seguimos bebiendo lo mismo, sodas, cafés, jugos químicos y hasta licor, pensando que éstas no interfieren “tanto” en nuestro peso.  Pues estudios demuestran que el 21% de las calorías que consumimos diariamente se deben a las bebidas que ingerimos.

En diciembre ésto se pone peor, con las fiestas, el frío y las bebidas dulces de “Holidays” que salen por temporada nuestra rutina se descontrola.  Queremos dar un paseo, tomarnos un chocolate con una amiga, sentarnos en una tienda a disfrutar de un café o una cerveza mientras leemos… todo eso pensando que si no pedimos una donnut o un pan con chocolate estamos cumpliendo nuestra meta calórica, pues déjame decirte que es un !grave error!

Tengo un secreto sobre las bebidas Navideñas del mercado que te va a sorprender. Pero primero hablemos del alcohol, que por supuesto te van a ofrecer en todas las celebraciones de fin de año.

El exceso de alcohol afecta tus funciones cerebrales, te hace propensa a las cardiopatías, destruye tu hígado y tu páncreas, debilita tu sistema inmunológico, aumenta tu riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el de boca, esófago, garganta, hígado y seno; y por supuesto, te engorda…

Te voy a dar un ejemplo de la mano de Green Field Fitness Systems para que entiendas las razones por las que el alcohol contribuye en gran medida a que aumentes de peso:

Supón que te tomas una copa. A medida que el alcohol entra en digestión, se divide en dos compuestos: grasa y acetato. La grasa se toma a través del torrente sanguíneo y se almacena en nuestras caderas, abdomen o en el lugar que la grasa tienda a almacenarse en tu cuerpo.

El acetato se toma en el torrente sanguíneo y se utiliza como el combustible primario de la energía en tu cuerpo. Esto significa que, en lugar de quemar carbohidratos, proteínas o grasas como combustible, tu cuerpo depende del acetato para obtener energía. 

Así que, de repente, tienes un exceso de carbohidratos, proteínas y grasa circulando en el cuerpo, que debe almacenarse en algún lugar.

Pero este no es el único efecto del alcohol, pues éste también es un potente aperitivo. Existen varios estudios que muestran un fuerte aumento en la ingesta calórica cuando una bebida alcohólica se consume antes de una comida (en comparación con un vaso de agua, ¡o incluso una soda!).

Lo peor, una sola noche en la que bebas mucho basta para aumentar los niveles de la hormona cortisol, mientras que disminuye significativamente los niveles de la hormona testosterona. El cortisol hace que el cuerpo descomponga el músculo y suprime la recuperación luego del ejercicio, mientras la baja de testosterona hace menos probable que el cuerpo construya músculo magro y queme grasa como combustible.

Por último Ten en cuenta que el alcohol en sí contiene alrededor de siete calorías por gramo, casi el doble que los carbohidratos o proteínas, que contienen sólo cuatro calorías por gramo. Sin embargo, éste no tiene nutrientes beneficiosos, vitaminas o minerales. El eggnog, o ponche, por ejemplo contiene hasta 350 calorías y grandes cantidades de azucar. 

Pero no todo el acohol es malo, si bebes una copa grande de vino tinto cada noche con la cena, ¡consumirás más de 1000 calorías adicionales por semana!

 

 

Cafés y chocolates de Navidad

Según estudios, el café al ser una bebida endulzada e irritante del sistema digestivo impulsa la aparición de diabetes, úlcera y reflujo gástrico.  ¿Quieres una hermosa sonrisa? Déjalo, pues éste por su color oscuro también puede mancharte de amarillo el esmalte de los dientes.

Se sabe que el consumo crónico de éste estimulante aumenta la resistencia a la insulina, una situación en la que el cuerpo no puede administrar glucosa eficazmente en las células, así la insulina que ayuda a transportar la glucosa no puede hacer bien su trabajo pues éstas son menos receptivas,lo que significa mayor liberación.

Por desgracia, éste es un ciclo que se produce actualmente en millones de personas alrededor del planeta. Combinar la dieta occidental estándar alta en carbohidratos refinados con estrés y un alto consumo de cafeína, es hacer una receta potencial para el desastre metabólico. Puede causar inflamación y crear desequilibrios en los neurotransmisores serotonina, dopamina y GABA, lo que puede conducir a problemas de humor como la depresión leve, baja motivación, irritabilidad y deterioro de la cognición.

La cafeina, ingrediente principal de los lattes, expresos y mocas que tomamos en Navidad,es un estimulante que además de mantenernos despiertos y activos durante el día, puede generarnos adicción y trastornos del sueño.

Como te dije antes el café detiene tu proceso de adelgazamiento …Las bebidas cafeinadas, dulces, frías y calientes que comercializan por estas fechas tiendas como Starbucks o Dunnkin Donuts son una mala opción si intentas bajar de peso, éstas tienden a poseer grandes cantidades de azúcares y calorías, aún consumiéndolas en pequeñas porciones. Incluso, ¡Pueden tener la misma cantidad que una porción entera de comida rápida!

 

 

coffee8

Te voy a dar algunos ejemplos de las bebidas Navideñas más consumidas y poco saludables con ayuda de Buzzfeed:

  1. Tomarte un Chestnut Praline Latte en Starbucks es lo mismo que consumir una quincena de chocolates Hersheys en una sola sentada. Este latte contiene 330 calorías, 40% de grasa saturada y 39 gramos de azucar en un vaso grande.
  2. El Peppermint Mocha contiene 410 calorías, las mismas que una hamburguesa mediana, pero además posee 54 gramos de azucar.  Tomarse uno grande viene siendo como comerse 21 chocolates Kisses juntos.
  3. Eggnog Latte tiene 60% de grasa saturada, osea más que…¡tres donuts glazeadas!
  4. ¿Crees que los Nuggets son una mala opción pero sigues tomando café?  El Caramel Bruleé, un latte comercializado por Starbucks durante las fiestas de Navidad, contiene más azucar, grasas y calorías (440) que una porción pequeña de Nuggets de MC Donalds.
  5. Iced Peppermint Mocha puede compararse con ingerir casi dos hamburguesas con queso, pero agregándole 55 gramos de azucar en un vaso mediano.
  6. ¿Dejaste el dulce? Pues tomarte un Toffee Nut Latte regular es como atragantarte con 16 dulces Jolly rojos. Es una exageración que afecta tu salud

No se trata de dejar todas las bebidas festivas porque estás adelgazando, en mi libro Sácale jugo a tu vida podrás encontrar recetas de bebidas ricas y saludables para seguir disfrutando de la Navidad.

!Espero te haya gustado mi secreto, compártelo con todas tus amigas!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

[g1_socials_user user="1" icon_size="28" icon_color="text"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Frustrated Businesswoman With Stack Of Folders

Libérate del estrés en 6 pasos

Sigue estos tips infalibles si no quieres subir de peso en Navidad