, , , , ,

Hagas lo que hagas, mantente alejada de estas terribles comidas

Muchas de las comidas que amamos son perjudiciales para nuestra salud y nuestra figura, son tantas que es casi imposible esquivarlas todas…  está bien, supongo que  tenemos derecho a un pequeño pecadillo alimenticio de vez en cuando, (yo por ejemplo amo las galletas) ¡pero, antes de salir a comer algún ingrediente poco saludable, debes saber lo que éstos contienen!

Es mejor que leas la lista de los peores alimentos que preparé para ti

Bebidas gaseosas y azucaradas

Ya te he hablado de los efectos que tienen las sodas en tu proceso para adelgazar.

De acuerdo con Web MD, las sodas y otras bebidas endulzadas, deberían encabezar cualquier lista de las peores comidas, ya que aportan calorías de carbohidratos refinados sin nutrientes, y (en el caso de las sodas) están asociadas a problemas dentales, aumento del riesgo de ciertos cánceres, envejecimiento prematuro y alteración hormonal.

Algunos podrían sorprenderse al enterarse que los tés azucarados y las bebidas energéticas rivalizan con la soda en la cantidad del azúcar, con unos 50 gramos de azúcar por botella de 16 onzas, lo que equivale más o menos a 12 cucharaditas de azúcar, ¡12 en una sola bebida!, cuando la cantidad recomendada para las mujeres por la Asociación Americana del Corazón son máximo 6 cucharaditas al día.

¿Sabes cuántas calorías y azúcar tiene el agua? ¡Ninguna! Así que la verdad, elegir qué tomar durante el día no debería ser una decisión muy difícil de tomar.

Carnes procesadas

Según los investigadores, comer carnes procesadas conducirá a una muerte temprana. ¿Por qué?

Te explico, la carne procesada (que incluye el tocino, jamón, salchichas, el salami, etc…) puede aumentar tu riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, así como ciertos cánceres.

De hecho, los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontraron que las personas que comen regularmente 50 gramos de carne procesada (que equivale a un perro caliente o 2 rebanadas de jamón en un sándwich) tienen un 42% más riesgo de padecer enfermedades del corazón, así como un riesgo de casi 20 % más de desarrollar diabetes tipo II  que las personas que no los comen.

Aunque las carnes procesadas son comparables a las carnes sin procesar cuando se trata de grasas saturadas y colesterol, las carnes procesadas contienen 4 veces más sodio y también contienen un 50% más de conservantes de nitrato.

Además, son llenas de químicos poco saludables.

Cereales de desayuno con alto contenido de azúcar y fibra baja

Los eliges para desayunar creyendo que son saludables, algunos en sus empaques hablan de vitaminas y minerales, a tus hijos les encantan y son fáciles de preprarar… pero eso no es todo.

Estos cereales estuvieron entre las principales fuentes de azúcar añadida para los niños entre las edades de 2 y 8, según un informe reciente. ¿Como así?, prácticamente le estamos dando una taza de azúcar para el desayuno a nuestros hijos al darle estos cereales, terrible, ¿no?

Un cereal que enumera un grano refinado y azúcar como sus dos primeros ingredientes no te quitará el hambre en la mañana y menos te aportará nutrientes importantes… que sí provienen de alimentos saludables como granos enteros, frutos secos o frutas.

Peor aún, si comienzas tu día con una comida tan pobre como esta ¿cómo esperas que tu metabolismo actúe rapidamente?

¡Así que a desechar los cereales azucarados y a darle la bienvenida a los huevos, la avena, las semillas, los frutos secos y las frutas en nuestro desayuno!

Palomitas de maíz de microondas

Este es uno de los productos que todavía tienen cantidades asombrosas de grasa trans en ellos. Tan solo una pequeña porción de 3 cucharadas (sin explotar) contiene aproximadamente 2,5 gramos de grasa saturada y 5 gramos de grasas trans. Cada porción también añade al menos 300 miligramos de sodio al total de tu día.

Una investigación realizada por el Centro para la Ciencia en el Interés Público encontró que las calorías de un paquete de palomitas de maíz van de 400 a 1.200, y tiene el equivalente de 1 a 3 días de la grasa saturada recomendada y casi un día de sodio (1500mg).

Y esto no es lo peor, pues investigaciones han vinculado el diacetilo, el químico que simula el sabor de la mantequilla en las palomitas, con una enfermedad pulmonar obstructiva severa, comúnmente conocida como “pulmón de palomitas de maíz” y con el desarrollo de Alzheimer.

Sopa enlatada y vasos de fideos instantáneos

Algunas opciones en el pasillo de la sopa tienen al menos medio día del sodio requerido en una porción. ¿Quieres saber por qué? la cantidad de sal añadida. 

El sodio excesivo en tu alimentación puede aumentar el riesgo de presión arterial alta, derrame cerebral e incluso debilitar los huesos. Así que procura mantener tu ingesta diaria total de sodio en 2000mg o menos.

Las Guías Alimentarias de los Estados Unidos recomiendan que las personas de 51 años o más y aquellas de cualquier edad que sean afroamericanas o tengan hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica, reduzcan su consumo de sodio a 1.500 miligramos al día.

Galletas compradas en tiendas

Sé que algunas de ustedes (como yo) aman las galletas, pero lo que les voy a contar hoy tal vez cambie su opinión.

Los postres de grano, que incluyen galletas, son una fuente importante de azúcares añadidos, más que los postres lácteos o dulces. Algunas galletas comerciales son más altas en grasas, grasas saturadas y azúcares que otras, pero generalmente todas comienzan con harina refinada, que causa la pérdida de minerales.

Las galletas con recubrimiento de chocolate por ejemplo, tienden a tener la grasa más saturada que las demás (alrededor de 5 gramos por porción de 3 galletas).

Tortas de paquete y cupcakes

Estos contienen tres de los cuatro ingredientes que necesitamos eliminar: harina refinada, azúcares añadidos y grasa saturada. La porción típica de una de estas tortas contiene 228 calorías, 9 gramos de grasa saturada, y 28 gramos de azúcar.  Ten en cuenta que 9 gramos de grasa saturada es la mitad de la cantidad máxima diaria de grasa saturada recomendada para alguien que come 1.800 calorías al día.

Tampoco debes olvidar que los alimentos que llevan harina blanca refinada están relacionados con el aumento de peso, las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo II. No sólo llevan al aumento de peso, también hacen que sea más difícil perderlo.

Margarina en barra

Ésta contiene grandes cantidades de grasas saturadas, que no solo te engordan, sino que aumentan tus niveles de colesterol malo (mientras que bajan los niveles de colesterol bueno), aumentando tu riesgo de sufrir enfermedades del corazón y un derrame cerebral.

Algunas contienen grasas trans, así que debes estar atenta a la etiqueta de ingredientes.

Comidas fritas

Esto puede ser difícil de leer para muchas amantes de los fritos, pero entre la cantidad de problemas que genera comerlos, está el calor. Cocinar alimentos a una temperatura tan alta puede hacer que se formen compuestos químicos tóxicos, que luego comemos.

Demasiadas patatas fritas no sólo aumentarán tu cintura, también están vinculadas a problemas de salud como accidente cerebrovascular y un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer como el cáncer de mama, esófago, cabeza y cuello, pulmón, páncreas y próstata.

La cocción a alta temperatura, y especialmente la fritura profunda, también hace que los alimentos desarrollen AGEs (abreviatura para productos finales de glicación avanzada), éstos se han relacionado con la inflamación crónica y el estrés oxidativo que desencadena enfermedades.

Esta es solo una pequeña lista de las peores comidas, ¿quieres conocer las mejores?, te invito a que adquieras mi libro Ponte En Forma Cocinando Con Ingrid Macher, que contiene 120 recetas sencillas y saludables para comer delicioso siempre.

!Hasta la próxima! No olvides compartir esta información con tus amigas

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.