in , ,

Busca esto en tu tabla nutricional

Recuerda un día que fuiste al mercado. Caminaste buscando los ingredientes y elegiste por marca, sabor o precio, pero ¿alguna vez te has tomado el tiempo de revisar la tabla nutricional de tus alimentos o de averiguar qué ingredientes tienen en su interior?, estoy casi segura que no. Muchas  confiamos en los comerciales de las empresas y en lo que nos dicen en las revistas de modas, sin asegurarnos que lo que estamos comiendo nosotros y le estamos dando a nuestra familia es saludable. Imagínate, puedes estar enfermándote sin saberlo.

En el envase, la bolsa o el paquete de un alimento, podemos encontrar información de mucho valor, sobre todo en la parte de información nutricional, y ésta puede ayudarnos a seleccionar mejor los ingredientes que harán parte de nuestro plan de alimentación, que pueden influir positiva o negativamente en nuestro organismo.

Ahora que sabes lo importante que es mirar la tabla nutricional, quiero darte unos tips para saber qué revisar en ella: 

Fecha de caducidad

¿Alguna vez has comprado un alimento, y al abrirlo emocionada has sentido mal olor, lo has visto con un color extraño y has tenido que botarlo? Esto sucede porque la mayoría de nosotros no revisamos la fecha de vencimiento o caducidad de lo que compramos.

Este dato es bastante útil, pues si la fecha de vencimiento está pasada o próxima, no será buena idea que lo adquieras, así podrás evitar hacerle daños a tu organismo.

Consumir un alimento caducado puede causarte:

  • Malestar físico: consumir alimentos caducados puede generar malestar estomacal y vómitos. Además de síntomas adicionales como gases o hinchazón.
  • Absorber menos nutrientes: si se comen alimentos caducados el organismo puede estar perdiendo nutrientes esenciales, que se pierden aunque aparezcan en la tabla nutricional.
  • Intoxicación: la intoxicación es producida por el consumo de bacterias peligrosas que crecen rápido en los alimentos. Sucede constantemente con carnes, pollos, huevos o ensaladas.

Forma de conservación

La forma de conservación es más que elemental para consumir alimentos de manera sana y segura, dado que existen algunos productos que una vez abiertos no deben permanecer mucho tiempo al aire libre, en el refrigerador, o que deben conservarse a determinada temperatura para no caer en riesgo de contaminación.

Los mariscos, el pollo, la carne de cerdo y algunos alimentos crudos deben tener especial atención al momento de conservarlos.

Tamaño de la porción

Después de que tengas claro los aspectos anteriores, también debes tener en cuenta el tamaño de la porción, pues éste indica la cantidad de alimento sobre la que se suministra la información nutricional

Para esto ten en cuenta la cantidad por porción de:

  • Calorías totales
  • Calorías de grasa

Aporte de grasa

Como te he dicho hay cuatro tipos de grasa que debes revisar en la tabla nutricional de tus alimentos. las saturadas, poliinsaturadas, monoinsaturadas y trans. Éstas tienen cantidades diferentes permitidas por día según sus beneficios para el cuerpo

  •  Saturadas: la cantidad recomendada es máximo 20 gramos por día,
  • Monoinsaturadas: deben tener un valor por encima de 4.5 gramos, para que sea saludable,
  • Poliinsaturada: aproximadamente 3.5 gramos
  • Grasa trans, si tiene un valor alto, es decir, superior a 1 gramo, no es saludable, de hecho es mucho mejor elegir productos sin grasas trans definitivamente.

Hidratos de carbono

El aporte de hidratos de carbono también debe ser evaluado, hay que tener en cuenta cuántos del total de los carbohidratos son azúcares, pues no debe tener más de un 10%

Azúcares:

debes observar los niveles de azúcares, fructosa, sacarosa o miel antes de comprar un producto, si el alimento las incluye quiere decir que tiene azúcares simples, nocivos para tu salud y que pueden engordarte. !No te confíes de los alimentos light o bajos en azúcar!

El sodio:

la mayoría de los alimentos hoy en día tienen un alto contenido en sodio, algo bastante malo para personas con problemas cardiovasculares y con hipertensión. Si el producto aporta más de 200 miligramos de sodio por cada 100 gramos, quiere decir que está bastante alto y puede ocasionar mucho daño en tu organismo. 

Algunos alimentos altos en sodio son las papas fritas, las crispetas o palomitas de maíz, las sardinas, el maní salado, las salchichas y carnes embutidas.

El sodio es importante en algunos casos para personas con problemas de tiroides, pero su suplementación no debe ser abastecida por alimentos empaquetados ni tóxicos, el IM Thyroid Adrenal Support, es un suplemento que recomiendo, ya que es una fórmula única desarrollada para beneficiar a cualquiera que sospeche una enfermedad de la tiroides, o que busque un suplemento diario que les asegure el apoyo nutricional que ésta glándula necesita.

GMO

Revisa en tu etiqueta por:

  • Maíz, soya, algodón, canola: en su mayoría son transgénicos
  • Código PLU en frutas y verduras: solo si empieza con 9 es orgánico
  • Endulzantes artificiales 

 Luego de revisar si tu alimento contiene los ingredientes perjudiciales que especifiqué antes, debes buscar si éste además te está aportando algún nutriente, como:

El aporte de fibra, ya que nos habla del índice glucémico del alimento, es decir, de cuánto tarda en digerirse y en elevar la glucemia en el cuerpo. Generalmente debemos consumir 30 gramos de fibra todos los días, por ende un producto con una buena cantidad de fibra, debe contener al menos  10 gramos de ésta por cada 100 gramos de producto.

El calcio es bastante importante por la gran necesidad que nuestro cuerpo requiere, un producto con más de 100 miligramos de calcio por cada 100 gramos de producto, es considerado alto en calcio y puede ser una buena opción, pero fíjate en los lácteos.

Te invito a que me dejes comentarios ¿acostumbras mirar la tabla nutricional de los alimentos que compras? Si te ha gustado esta información compártela con tus amigas, ellas también necesitan saber que buscar en sus tablas.

!Hasta la próxima!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

¡Te vas a sorprender! Tu salud corre riesgos al comer este popular pescado

Lo que comes antes y después del ejercicio sí importa