in , , , ,

¿Quieres quemar grasa? Debes consumir grasa para lograrlo

Comer grasa ayuda a perder grasa, sí, es una afirmación que va tan en contra de tus creencias que  seguro te va a costar trabajo asimilarlo, pero es cierto.

Por supuesto, estoy hablando de comer grasas para quemar grasas bajo un contexto en el que juegan un papel importante muchos otros factores, así que mejor pon atención a la siguiente información antes de salir corriendo por tres rebanadas de pizza.

Según Livestrong, la grasa no es algo que debemos evitar, al menos sin fijarte en su composición. Para empezar, ésta es esencial para el crecimiento y el desarrollo normal. Las dietéticas, que son las grasas que se encuentran naturalmente en los alimentos animales y vegetales, nos proporcionan energía, protegen nuestros órganos, mantienen las membranas celulares y ayudan al cuerpo a absorber y procesar nutrientes.

Aún mejor, éstas contribuyen en la quema de la grasa que se acomula, así que algunos expertos recomiendan que alrededor de un tercio de las calorías de tu plan para perder peso deben provenir de grasas dietéticas.

Entonces, ¿cuales son las grasas malas?

¡No todos los alimentos grasos son iguales! La pizza, las patatas fritas y las hamburguesas pueden contribuir al aumento de peso y el deterioro de la salud…aunque la comunidad dietética está aprendiendo que es el contenido nutricional total de estos alimentos, y no solo su grasa saturada, a los que hay que culpar.

Claro, sabemos que una investigación de hace 50 años encontró que los ácidos grasos saturados, un tipo de grasa que está “saturada” de hidrógeno y típicamente sólida a temperatura ambiente, elevaba los niveles de colesterol LDL (malo).

Sin embargo, una reevaluación de esa investigación ha demostrado que las grasas dietéticas elevan el colesterol HDL (bueno), protegiendo al cuerpo de los niveles de colesterol no saludables y enfermedades del corazón.

Así que, en lugar de andar satanizando todos los alimentos por su nivel de grasa debemos fijarnos en su contenido calórico total y su calidad, para cerciorarnos que lo que estamos comiendo es bueno y ayuda a nuestro sistema inmunológico y células a mantenerse saludables.

HAY UN ASPECTO CLAVE: La mayor parte de la grasa que consumas, especialmente si quieres perder peso, debe provenir de fuentes insaturadas, monoinsaturadas (MUFA) y poliinsaturadas (PUFA).

Te recomiendo mi artículo ¡La grasa no es tu enemiga!, para que aprendas qué son cada una de estas grasas saludables.

Alimentos buenos para ti como el salmón, las semillas, los frutos secos, las verduras de hoja verde, el aceite de oliva y, por supuesto, los aguacates contienen toneladas de nutrientes. Además de eliminar el colesterol LDL de las arterias y promover un corazón más saludable, la grasa no saturada que contienen puede ayudarte a quemar grandes cantidades de grasa saturada sin reducir las calorías.

Un estudio de 2009 en el British Journal of Nutrition, encontró que los participantes que consumieron más ácidos grasos insaturados tuvieron menores índices de masa corporal y menos grasa abdominal que los que consumieron menos. ¿Por qué? Sencillo, los del grupo de grasas insaturadas comían alimentos de mayor calidad.

Desde hace poco, los fabricantes comenzaron a comercializar productos “bajos en grasas o sin grasas” y los consumidores respondieron arrasando con este tipo de comida. Es saludable, crees…¿Segura? Pues es todo lo contrario. Además de despojar a nuestros cuerpos de un nutriente tan necesario, estos dos movimientos han aumentado las tasas de obesidad. ¿Por qué?

Resulta que la grasa proporciona un gran componente a los alimentos que amamos: sabor. Cuando los fabricantes de alimentos eliminaron la grasa de sus productos, tuvieron que cargar los alimentos con azúcar y sal, que son libres de nutrientes, para aumentar el sabor, volviéndolas aun menos saludables. 

Selection Food Sources Of Omega 3 . Super Food High Omega 3 And

Pero no te preocupes…Aquí hay otras maneras cruciales en que la grasa puede ayudarte a adelgazar:

La grasa quema grasa

El cuerpo necesita tres macronutrientes para la energía: carbohidratos, proteínas y grasas. Un gramo de grasa contiene más de dos veces la energía de un gramo de los otros dos, así que cuando no tienes grasa en tu dieta es como si no tuvieras combustible para quemar calorías.

El cuerpo requiere energía para mantener tu metabolismo funcionando correctamente, y un estudio de 2007 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que el consumo de ácidos grasos puede aumentar la salud metabólica.

Además, la “vieja” grasa almacenada en los tejidos periféricos del cuerpo, alrededor del vientre, los muslos o la cola (también llamada grasa subcutánea) no puede quemarse eficientemente sin grasa “nueva” para ayudar al proceso, según investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis. La grasa dietética ayuda a descomponer la grasa existente mediante la activación de las vías PPAR-alfa y quema grasa a través del hígado.

La grasa te mantiene llena

La grasa buena no es el nutriente más fácil de digerir, por lo que se queda en el sistema digestivo por más tiempo que muchos otros nutrientes. Eso significa que te sentirás llena por más tiempo. Las MUFA también pueden ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, de acuerdo a la Clínica Mayo.

De hecho, las dietas con altas cantidades de ácidos grasos omega-3, un tipo de PUFA que el cuerpo solo puede adquirir a través de los alimentos, crean una mayor sensación de plenitud (tanto inmediatamente como dos horas después) que las comidas con bajos niveles de grasa, según un estudio de 2008 de la Universidad de Navarra en Pamplona, España.

¿Estás en la búsqueda de un suplemento de Omega-3 de calidad? ¡Entonces IM Omega-3 Salmon Oil es para ti! Sigue este enlace para obtenerlo ahora.

No es ninguna sorpresa que las personas que consumen niveles moderados de grasa son más propensas a seguir con sus planes de alimentación que las personas que consumen bajos niveles de grasa. ¿El resultado? Más peso perdido.

La grasa te hace feliz

Las dietas son terribles. Comer comidas deliciosas te hace feliz, y resulta que las versiones bajas en grasa no hacen el truco por una razón sorprendente: nosotras también podemos saborear la grasa.

Una investigación reciente de la universidad de Purdue demuestra que nuestras papilas gustativas pueden detectar la grasa en el alimento, lo que ayuda a explicar por qué los alimentos bajos en grasa no sacian nuestros antojos de grasa.

Según la investigación, la grasa puede ser un gusto básico totalmente diferente de lo que hemos considerado los cuatro pilares: dulce, salado, amargo y ácido.

Esto se puede deducir debido a que se ha comprobado que los ácidos grasos omega-3 pueden aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, ayudar a mejorar el estado de ánimo, aumentar la motivación y evitar que devoremos una pizza grande como si fuera nuestro destino inexorable.

Young happy woman in warm sweater drinking a cup of hot tea

La grasa construye músculo

Comer buenas grasas junto con un programa de ejercicios eficaz puede aumentar el músculo, lo que a su vez es vital para aumentar el metabolismo y la quema de calorías dentro y fuera del gimnasio.

En un estudio de 2011 publicado en Clinical Science, los investigadores examinaron los efectos de ocho semanas de suplementos de PUFA en adultos de 25 a 45 años y encontraron que la grasa aumenta la concentración de proteínas y el tamaño de las células musculares en el cuerpo.

Estudios anteriores  encontraron que los ácidos grasos omega-3 estimulan la síntesis de proteínas musculares en adultos mayores y pueden mediar la pérdida de masa muscular debido al envejecimiento.

La grasa te ayuda a absorber nutrientes

Muchos nutrientes, incluyendo las vitaminas A, D, E y K son liposolubles, lo que significa que el cuerpo no puede absorberlos sin grasa. Si tu cuerpo no está absorbiendo estos nutrientes adecuadamente, esto puede conducir a deficiencias de vitaminas, piel seca, ceguera, huesos quebradizos, dolores musculares y coagulación anormal de la sangre, entre otros.

Estas vitaminas son también clave para mantener la energía, el enfoque y la salud muscular, todo lo que contribuye a un peso saludable.

La vitamina E, por ejemplo, es un poderoso antioxidante y ayuda a mantener tu metabolismo, mientras que los niveles de vitamina D del cuerpo predice tu capacidad para perder grasa, especialmente en la región abdominal, según un ensayo clínico de la Universidad de Minnesota Medical School.

Así que nunca olvides comer un aguacate, agregar aceite de olvida a tus ensaladas o merendarun puñado de nueces, ¡pero cuidado con las hamburguesas!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Mira las consecuencias que pueden tener tú y tus hijos si consumen este alimento

Descubre algunas de las razones para elegir las manzanas verdes sobre las rojas