, , , ,

Endulzantes y productos sin azúcar: en vez de una solución, un problema mayor

Cada vez son más las personas que deciden eliminar o reducir el consumo de azúcar refinada por todos los beneficios que trae a su salud y a su figura una alimentación saludable. El problema es que comienzan a reemplazarlo con bolsitas endulzantes que tampoco son tan buenas.

¿Quieres saber por qué?, primero debemos entender qué es el azúcar.

El azúcar es un tipo de carbohidrato, conocido también como carbohidrato simple porque se descompone rápidamente al ser consumido para ser utilizado por el cuerpo como energía.

Básicamente, existen dos tipos de azúcar, unos son los naturales que se encuentran en las frutas y plantas, como fructosa y en los productos lácteos, como lactosa.  Y dos, los azúcares artificiales que son creados en laboratorios mediante procesos químicos y usados en todos los alimentos no naturales y dulces que adquirimos en los mercados.

El azúcar refinado, el que utilizamos en casa para endulzar, proviene de la caña de azúcar o remolacha azucarera, que se procesa. Éste se conoce típicamente como sacarosa, que es la combinación de glucosa y fructosa. Este azúcar es técnicamente “natural” en el sentido de que se origina en una planta, sin embargo, del proceso de refinado resulta una composición química que es “antinatural” (en lo que concierne a nuestros cuerpos).

Efectos del azúcar en el cuerpo

Según Authority Nutrition, la glucosa, un componente del azúcar, es absolutamente vital para la vida y es una parte integral de nuestro metabolismo. Nuestros cuerpos la producen y tenemos una reserva constante en el torrente sanguíneo. Te explico, cada célula del cuerpo puede usarla para obtener energía, pero si no conseguimos la glucosa de la alimentación, nuestros cuerpos producen la que necesitamos de proteínas y grasas.

Sin embargo, la fructosa también contenida en el azúcar es muy diferente. Esta molécula no es una parte natural del metabolismo y los seres humanos no la producen. De hecho, muy pocas células en el cuerpo pueden hacer uso de ella.

¿Cómo así? Pues cuando comemos una gran cantidad de azúcar, la mayor parte de la fructosa se metaboliza por el hígado. Allí se convierte en grasa que luego se secreta en la sangre y ésta la lleva a través del cuerpo para almacenarla. 

bigstock-129159236

Entonces, ¿Que produce la fructosa en nuestro cuerpo? 

  • La fructosa causa resistencia a la insulina y aumenta los niveles de ésta en el cuerpo, lo que aumenta la deposición de grasa en las células.
  • Produce resistencia a una hormona llamada leptina, lo que hace que el cerebro no “vea” que las células de grasa están llenas de grasa. Esto conduce a una mayor ingesta de alimentos y la disminución de la quema de grasa.
  • Te hace comer más, pues no te hace sentir llena después de comerla. No disminuye los niveles de la hormona del hambre grelina y no reduce el flujo sanguíneo en los centros del cerebro que controlan el apetito. 

Te cuento un dato importante: el azúcar puede actuar como una droga, de hecho, varios estudios han comprobado que es 5 veces más adictivo que la cocaína. Ésta produce una gran descarga temporal de dopamina, una hormona que genera placer al organismo, lo que hace que quieras comerla de nuevo.

Por estas y otras razones muchas personas han decidido optar por los productos que se comercializan como “light” o “sin azúcar”.

El problema es que estos productos deben remplazar la sacarosa (azúcar) con otros endulzantes que prometen ofrecerte el mismo sabor sin calorías, pero que muchas veces pueden ser igual o más perjudiciales para nuestra salud que el mismo azúcar, miremos con más detalle:

Endulzantes artificiales

Los endulzantes artificiales más comunes son el acesulfame-K, aspartame, neotame, sacarina, y la sucralosa, mejor conocida por su nombre comercial Splenda.

Los alimentos endulzados artificialmente pueden causar más perjuicios que beneficios a la hora de perder peso por diferentes razones. Primero, está el hecho que las personas que consumen productos de dieta tienden a excederse en su consumo de calorías, pensando que pueden hacerlo porque consumen productos light, bajos en calorías. 

Te puede interesar: Estos compuestos del chocolate son ¡Mortales!

En segundo lugar, los endulzantes artificiales, pueden alterar la forma en que saboreamos la comida. Los edulcorantes no nutritivos son mucho más potentes que el azúcar de mesa y el jarabe de maíz de alta fructosa.

Una minúscula cantidad produce un sabor dulce comparable al del azúcar, pero sin cantidad calorías comparables. La sobreestimulación de los receptores de azúcar (por el uso frecuente de estos edulcorantes) puede limitar la tolerancia a los sabores más complejos.

Eso significa que las personas que usan habitualmente edulcorantes artificiales pueden empezar a encontrar alimentos naturales dulces como las frutas, menos dulces y peor aún, los alimentos naturales que no son dulces, como la mayoría de las verduras, totalmente desagradables. En otras palabras, el uso de edulcorantes artificiales puede hacer que evites los alimentos saludables y que consumas más alimentos endulzados artificialmente y con menos valor nutricional.

En tercer lugar, la investigación sugiere que los endulzantes artificiales pueden evitar que asociemos la dulzura con la ingesta calórica. Como resultado, podemos anhelar más dulces y ganar peso.

Por último, hay algunos estudios que vinculan el consumo de edulcorantes artificiales con la enfermedad metabólica. Ésta incluye un mayor riesgo de síndrome metabólico, diabetes tipo II y enfermedad cardíaca.

Como te comenté antes, los consumidores de refrescos dietéticos por ejemplo, están vinculados a un riesgo 121% mayor de diabetes tipo II. Otro estudio además encontró que estas bebidas están vinculadas entre 34 y 44% a un riesgo mayor de síndrome metabólico, que causa diabetes y enfermedades cardíacas.

¿No se supone que los endulzantes artificiales son para evitar precisamente este tipo de enfermedades?

Esto es apoyado por un reciente estudio de alto perfil sobre los edulcorantes artificiales, lo que demuestra que causaron una interrupción en el ambiente bacterial intestinal (necesario para la digestión) y la intolerancia a la glucosa inducida tanto en ratas como en humanos. Se sabe que las bacterias del intestino (flora intestinal) son muy importantes para la salud.

Alcoholes de azúcar

Los alcoholes de azúcar (o “polioles”) son tipos de carbohidratos dulces.

Como su nombre lo indica, son híbridos de moléculas de azúcar y moléculas de alcohol. Pero no te preocupes por su nombre, a pesar de la parte “alcohol” del nombre, no contienen etanol, el compuesto que emborracha. Los alcoholes de azúcar son seguros para los alcohólicos.

Varios alcoholes de azúcar se encuentran naturalmente en frutas y verduras, sin embargo, la mayoría se producen industrialmente, donde se procesan a partir de otros azúcares, tales como la glucosa en almidón de maíz.

Debido a que los alcoholes de azúcar tienen una estructura química similar a la del azúcar, son capaces de activar los receptores de sabor dulce en la lengua.

Pero, a diferencia de los edulcorantes artificiales y bajos en calorías, los alcoholes de azúcar sí contienen calorías, solo que menos que el azúcar natural. Entre estos se encuentran:

Xilitol: es el alcohol de azúcar más común y bien investigado. Tiene un sabor mentolado, y es un ingrediente común en las gomas de mascar libres de azúcar, mentas y productos de cuidado bucal como pasta de dientes. Es tan dulce como el azúcar regular, pero tiene 40% menos calorías.

Eritritol: este se procesa fermentando la glucosa en almidón de maíz. Tiene el 70% de la dulzura del azúcar, pero sólo el 5% de las calorías.

Sorbitol: es 60% tan dulce como el azúcar, con alrededor del 60% de las calorías. Es un ingrediente común en los alimentos y las bebidas sin azúcar, incluyendo mermelada y dulces suaves. Tiene muy poco efecto sobre el azúcar en la sangre y la insulina.

Maltitol: se procesa a partir de la maltosa de azúcar, y tiene un sabor muy similar al del azúcar, por ende la boca lo reconoce como el azúcar regular. Es 90% tan dulce como este y con casi la mitad de las calorías.

Mientras que los productos que contienen maltitol pueden pretender ser “sin azúcar”, es bien absorbido por el cuerpo y causa picos de azúcar en la sangre, así que, si sufres de diabetes, entonces no te fíes mucho de los productos “bajos en carbohidratos” que son endulzados con maltitol.

Otros alcoholes de azúcar: manitol, isomalt, lactitol e hidrolizados de almidón hidrogenado.

bigstock-150330620

En general, los alcoholes de azúcar son considerados un sustituto aceptable del azúcar y particularmente útiles para las personas con diabetes porque sólo una parte de estos es digerida y absorbida por el organismo, y la parte que se absorbe a través del tracto intestinal se absorbe lentamente, por lo que hay poco aumento en el azúcar en la sangre y poca necesidad de insulina.

Pero, el hecho de que estas alternativas al azúcar no son fáciles de digerir ayuda a explicar por qué se ha sabido que producen gases, hinchazón, calambres y diarrea en algunas personas. Esto es gracias a la parte del alcohol de azúcar que no se digiere o absorbe.

Ésta pasa a través del tracto intestinal y comienza a fermentar y atraer el agua, generando el malestar que puede ir de gases hasta diarrea, dependiendo de la cantidad consumida y el tracto intestinal de cada persona.

Además, ten en cuenta que no son opciones totalmente libres de calorías.

Si te hace mucha falta el azucar te recomiendo, entre las opciones naturales y sin refinar, la miel pura de abejas, el stevia, la miel de maple, los dátiles, el azúcar de coco y la melaza, pero estos al fin y al cabo no dejan de ser azúcar.

Al final del día lo que debes tener en cuenta es que, si eres una de las mujeres que los endulzantes de cualquier tipo representan más del 5% de su alimentación general, esto probablemente sea una muy mala noticia para tu corazón, vasos sanguíneos, figura y sensibilidad a la insulina.

Así que, en cuanto al azúcar, la moderación y la buena elección son la clave.

Para ver mucho más contenido sobre salud y nutrición suscríbete a mi canal de YouTube, Quemando y Gozando con Ingrid Macher.

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

No sufras más verguenzas: elimina los molestos gases

Hagas lo que hagas, mantente alejada de estas terribles comidas