, , , , , ,

Lo que comes antes y después del ejercicio sí importa

Muchas estrellas del fitness dicen que puedes comer chocolate antes de ejercitarte porque al entrenar quemas las calorías que te comiste, otros repiten que lo que ingieres después de sudar es lo más importante porque el cuerpo está en modo consumo… ellos no se ponen de acuerdo y a ti te ponen a saltar de una dieta a otra.

Por eso yo voy a recomendarte las mejores meriendas para antes y después del ejercicio, pues en lo que todos SI estamos de acuerdo es que: alimentar tu cuerpo en estos momentos es esencial para quemar la mayor cantidad de calorías, mantenerte energizada, construir músculo magro, perder peso y acelerar la recuperación.

Vamos a empezar hablando de las comidas antes del ejercicio

Sobre todo las bellas que hacen ejercicio muy temprano en la mañana, olvidan darle a su cuerpo las vitaminas necesarias para ejercitarse. Aunque comiendo o no antes del ejercicio, quemarás la misma cantidad de grasa, puede ser posible que comiences a perder músculo si te entrenas regularmente con el estómago vacío.

La razón es simple: cuando tienes hambre, tu cuerpo entra en el modo de supervivencia y extrae la proteína del músculo. 

Cuando esto sucede, pierdes masa muscular, lo que en última instancia puede ralentizar tu metabolismo. Además, como te dije antes, si te ejercitas con el estómago vacío, no estás suministrando el combustible que necesita tu organismo para atravesar una sesión de entrenamiento intenso.

Los alimentos perfectos para antes de ejercitarte son: carbohidratos complejos, proteínas magras, grasas saludables, agua y malteadas o batidos de proteínas.

Tus músculos dependen de alimentos ricos en carbohidratos para obtener energía rápida. Pero recuerda que estos alimentos deben ser saludables, por lo que te recomiendo los granos enteros e integrales.

 Debes procurar que todo lo que elijas cumpla con los siguientes requisitos:

  1. Bajo en grasa
  2. Moderado en carbohidratos 
  3. Poca fibra
  4. Con fluidos
  5. Compuesto de alimentos que tu cuerpo tolere bien

TIP:  Prueba el yogurt griego con una mezcla de frutos secos y semillas. Éste es una buena fuente de proteína fácil de digerir que cuando se combina con los frutos secos y semillas le da el impulso de energía que tu cuerpo necesita.

Además, te hablé de los batidos porque sé que necesitas cumplir con la cantidad recomendada de proteínas para formar tus músculos y para el funcionamiento de tus células sanguíneas, que aportan nutrientes y oxígeno a los mismos. Los estudios han demostrado que la ingesta de proteínas antes del entrenamiento aumentará el gasto energético en reposo en un promedio de 6-6,5% durante un máximo de 48 horas.

Varias investigaciones han indicado que las personas que consumen proteína de suero o whey antes del entrenamiento, obtienen mejores resultados que los que utilizan otras fuentes de proteínas (o ninguna en absoluto).

Dumbbell and whey protein shaker. Sports bodybuilding supplement

Por eso, si quieres obtener los beneficios adicionales de una proteína 100% orgánica, te recomiendo IM Whey Polvo de Proteína, que además, te ayudará a acelerar tu metabolismo, reducir tu apetito, tu ansiedad por comer, y eliminar tus antojos.

Ya que sabes los alimentos que debes comer antes de ejercitarte, quiero recodarte que también necesitas fluidos para que tu cuerpo pueda funcionar de forma óptima en este tiempo. El agua actúa como el sistema de enfriamiento de tu cuerpo. La mejor manera de mantenerte hidratada es beber alrededor de 2 vasos (16 onzas) de agua 2 horas antes del ejercicio.

Te preguntarás, ¿en qué momento debo comer?, lo recomendable es hacerlo entre 45 minutos a una hora antes del entrenamiento, así tendrás más energía y resistencia para trabajar más duro, quemar más calorías y mejorar tu tono muscular pero sin estar lleno a la hora de empezar.

Para después del ejercicio…

Durante el ejercicio, tu cuerpo utiliza el combustible almacenado en tus músculos, conocido como glucógeno, para obtener energía. Después de que hayas utilizado todo este combustible tus músculos agotan sus almacenes de glucógeno y se resienten, por eso sientes dolor en las zonas que trabajaste. Comer (o beber) algo que combine proteínas y carbohidratos entre 30 minutos y una hora después de tu entrenamiento recarga los almacenes de energía, construye y repara los músculos que se resienten, y te ayuda a mantener tu metabolismo quemando grasas eficientemente.

Foods High In Carbohydrate On A Rustic Wooden Table.

Te puede interesar: ¡Lo que no debes tomar después de entrenar!

La proteína después de ejercitar es esencial para el crecimiento y la reparación de los tejidos. Dado que el cuerpo está continuamente metabolizándolas, nuestra alimentación debe proporcionar cantidades suficientes. Por lo general se sugiere consumir al menos 20 gramos de proteína  después de terminar.

Por otro lado, los carbohidratos te ayudan a proteger las proteínas, reponer el glucógeno, aumentar la insulina y acelerar la recuperación. Para maximizar tu recuperación, se recomienda ingerir entre 50 y 75 gramos de carbohidratos de alto índice glucémico después del ejercicio.

Cuanto antes comiences a reabastecer los almacenes de tus músculos, mejor será. La investigación muestra que la habilidad de tu cuerpo para rellenarlos disminuye en un 50% si esperas más de dos horas, en comparación a si comes de inmediato. ¡Así que trata de planear con anticipación!, y lleva tu comida de recuperación al gimnasio.

¿Qué puedes elegir?  Pollo a la parrilla y verduras mixtas. Tu cuerpo está en modo de recuperación, por lo que necesita un plato denso en nutrientes. La proteína magra y los carbohidratos en el pollo te llenan sin sentirte excesivamente hinchada. 

Recompenza tu organismo y ayúdalo a trabajar al límite comiendo de manera correcta…

No olvides dejar tu comentario y compartir este artículo con tus amigas, ¡podemos ser todas más saludables!

Hasta la próxima y gracias por leerme

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.