in , , ,

Descubre cuál es el veneno blanco y la razón por la que te engorda

Cuando te hablan de comenzar una alimentación balanceada, lo primero que te dice el experto en nutrición, es que debes eliminar casi por completo los azúcares, las grasas saturadas y las harinas. Este último componente se ha convertido en el terror de la cocina para todas las que quieren meterse en el mundo fit o saludable.

Es un miedo bien fundado porque muy pocas personas no saben identificar por qué las harinas les hacen tanto daño, y se angustian al meterse un pan a la boca básicamente porque no saben su procedencia, o más bien no conocen la harina con la que fue hecho, es decir se mortifican al hacerlo pero no saben por qué, acá les voy a contar porque es tan temida por todos los expertos en nutrición.

No dejes de tenerle miedo a las harinas, en especial si no sabes bien que tipo es el que te estás comiendo, porque lo triste es que las grandes industrias están dañando y envenenando cada vez más este producto, que en un principio pudo ser algo bastante bueno para el organismo, pero ahora son más los perjuicios que le ocasionan, obviamente dependiendo de la harina.

Pero por ahorrar costos, la mayoría de industrias se limitan a comprar la mas barata y procesada para fabricar sus alimentos.

Básicamente la harina es un polvo fino que se obtiene del cereal molido y de otros alimentos ricos en almidón, éste es el denominador común de las harinas vegetales, un carbohidrato complejo.

Existen muchos tipos de harinas, aunque los comunes son: La harina de trigo, harina de maíz, harina de arroz, harina de mandioca, harina de castaña, harina de garbanzo, harina leudante, harina de fuerza (esta tiene un alto contenido de proteína, el gluten), harina de guisantes, harina de almorta harina de soya y harina de habas.

Various Gluten Free Flour

También existen harinas de origen animal que se utiliza como aporte de proteínas, algunos de ellos obtenidos de subproductos de la industria cárnica, como: harina de huesos, harina de sangre, harina de plumas o pelo y pesuña, y harina de pescado.

En la Europa paleolítica, el pan de harina de trigo históricamente sacó de la hambruna a poblaciones enteras, durante mucho tiempo esta harina fue el alimento que sostuvo a nuestros antepasados, de hecho existen pruebas arqueológicas que demuestran que nuestra ascendencia consumía pan sin levadura, no solo está en la biblia, donde Jesús mandaba a que su pueblo consumiera pan sin leudar como algo simbólico, sino que la ciencia también lo demuestró. El pan en esa época se convirtió en un alimento que simbolizó la evolución a sociedades independientes de la agricultura, el trigo era el provisor de masas enteras, mientras estas comunidades crecían.

Dejando a un lado la historia, en lo que me quiero enfocar es que la harina que consumimos hoy en día, no es nada parecido con lo que era hace miles de años atrás, y lo había mencionado en un párrafo anterior, este producto ahora, es el resultado de la extensa mutación del trigo original a través de los últimos 50 años, ya no es harina de trigo en realidad, es un componente monstruoso creado por las megas industrias para tener mejor utilidad.

Me enfoco en la harina de trigo, porque es la que más consumimos a nivel mundial, digamos que el “trigo” es el principal activo de ese polvo conocido también como el “veneno blanco”.

Contiene un tipo de almidón supremamente poderoso llamado amilopectina, un poderoso engordante, que además de causar sobrepeso, diabetes, hipertensión y problemas cardiacos, también crea un desbalance en la química de nuestra sangre. Se ha estimado que hasta dos rodajas de pan, pueden causar un pico de glucosa en la sangre más alto que dos cucharadas de azúcar. Y no estoy defendiendo el azúcar que es igual de peligrosa que la harina.

Tiene una gran cantidad de gluten, una proteína suficientemente peligrosa para el colon, no en vano existen personas celíacas (intolerantes al gluten), ya que este componente proteico crea inflamación en todos los órganos, sensibilidad en nuestro sistema nervioso, presión intra-abdominal, desbalance hormonal, desórdenes de comportamiento y como si fuera poco afecta el sistema inmune. El consumo de harinas también te pueden estar causando gastritis, acidez, síndrome de intestino irritable ¡y hasta hemorroides!

La palabra gluten está muy de moda, constantemente estamos escuchando que “X” alimento es libre de gluten, pues este componente ha hecho que merezca atención y estudio, gracias a la cantidad de personas intolerantes a él, pues las personas celiacas, presentan un desorden autoinmune intestinal crónico con un fuerte componente genético, cuya sintomatología resulta de la ingestión de la proteína más importante del trigo, la cebada y el centeno: el gluten.

Además, la harina vienen compuesta con propiedades adictivas, al ser digerida, las proteínas del trigo se convierten en exorfinas, al igual que las endorfinas se conectan con los receptores opiáceos del cerebro al igual que pasa con la heroína, lo cual provoca ansiedad y un deseo gigante por comer pan, de hecho he escuchado a muchas personas que son adictas al pan, ¿Por qué será?

Si eres de las que te fascina el pan, yo recomiendo una opción deliciosa y extremadamente saludable, se trata del pan Esenio o el pan de Ezequiel, es rico en nutrientes elaborado sin harinas, ni levaduras, solo aprovechando semillas y legumbres germinadas, y en lugar de hornearlo se prepara exponiéndolo al sol. De hecho la biblia enseña cómo prepararlo.

“Y tú toma trigo, cebada, habas, lentejas, millo y centeno, ponlos en una vasija y hazte con ellos pan; conforme al número de días que estés acostado sobre tu lado, trescientos noventa días lo comerás. Ezequiel 4:09”

No está recomendado para personas celíacas porque tiene cierto contenido de gluten, pero las personas diabéticas lo pueden comer con toda tranquilidad.

Ya viste la importancia de llevar una alimentación saludable y balanceada, por esto te recomiendo mi Bikini Body QUIZ, el cual puedes realizar completamente gratis y te ayudará a conocer cuáles son los alimentos que más te engordan.

Comparte este artículo con tus amigas y familiares para que ellas también sepan porque deben eliminar completamente las harinas de su alimentación.

 

  

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Aprovecha esta increíble técnica para combatir los impulsos de comer chatarra!

Esta hormona “quemagrasa” se activa cuando te ejercitas