, , ,

La diabetes y el sobrepeso, tus peores enemigos

Según el IDF (International Diabetes Federation), la diabetes es una enfermedad crónica que se libera cuando el cuerpo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de procesarla con eficacia. La insulina es una hormona que se encuentra en el páncreas, permitiendo que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que puedan funcionar de manera adecuada los músculos y los tejidos.

Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, por lo que ésta queda circulando en la sangre generando la famosa hiperglucemia, condición que daña los tejidos del organismo con el paso del tiempo. Este deterioro causa en el cuerpo daños potencialmente letales.

Básicamente existen tres tipos de diabetes: la tipo 1, donde las personas tienen el riesgo de morirse si no se suministran insulina, la de tipo 2 que pueden pasar muchos años sin diagnosticarse y la gestacional o diabetes mellitus, que se da en el embarazo.

La diabetes tipo 1, generalmente es causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina en el páncreas, y como consecuencia el organismo deja de producir la que necesita para su buen funcionamiento.

Aún no se ha encontrado la razón por la cual esto sucede, y es un tipo de diabetes que puede afectar a personas de cualquier edad. Las personas que padecen diabetes tipo 1, necesitan de cierta dosis de insulina diaria para controlar sus niveles de glucosa en la sangre y poder sobrevivir.

Debemos tener mucho cuidado con la diabetes tipo 1 porque puede desarrollarse en cualquier momento, los síntomas que podría presentar son: sed anormal y sequedad de la boca, micción frecuente, cansancio extremo, falta de energía, apetito constante, pérdida de peso repentino, lentitud en la curación o cicatrización de heridas, infecciones recurrentes y visión borrosa.

Las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal, siempre y cuando combinen su terapia diaria de insulina, dieta sana y ejercicio físico.

Glucometer With Sugar Level, Healthy Food, Dumbbells And Centime

Por otro lado, la diabetes tipo 2 es mucho más común que la tipo 1, suele aparecer en adultos, pero cada vez se documentan más casos de niños y adolescentes con esta condición. Las personas que padecen este tipo de diabetes pueden producir insulina, pero el organismo no responde bien a sus efectos, o no es la suficiente que necesitan, provocando acumulación de glucosa en la sangre.

Lo realmente alarmante de la diabetes tipo 2, es que la persona puede pasar años sin saber que tienen diabetes y el organismo se va deteriorando de a poco por la acumulación de glucosa en la sangre, en el momento que se diagnostica es porque las complicaciones diabéticas se hacen presentes de una forma abrupta.

Existen varios factores de riesgo importantes que se deben tener en cuenta debido al peligro que estos generan en la aparición de la diabetes tipo 2 como: la obesidad, mala alimentación, falta de actividad física, edad avanzada, antecedentes familiares con diabetes, origen étnico o nutrición inadecuada en el embarazo que afecta al niño en desarrollo.

El número de personas con diabetes tipo 2, está en creciente aumento en el mundo, según se documenta va asociado al desarrollo económico, al envejecimiento de la población, al incremento de la urbanización, a los cambios de alimentación y  a la disminución de la actividad física.

Y por último, la diabetes gestacional suele aparecer en proceso avanzado del embarazo, este tipo de afecciones en las maternas, generalmente se pueden tratar también con insulina y un sumo cuidado en la alimentación. Aunque la diabetes mellitus gestacional suele desaparecer después del parto, se ha demostrado que algunas llegan a padecer diabetes tipo 2 después de un tiempo, y que el hijo tiene tendencia a desarrollarla en la edad adulta.

Según estadísticas de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en el 2014, en adultos mayores de 18 años, ha aumentado del 4,7% en 1980 a 8,5% en el 2014, y se ha incrementado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.

La diabetes es una de las principales causas de ceguera, insuficiencia renal, infarto del miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de miembros inferiores. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en el 2030.

Una dieta saludable, actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco previenen la diabetes tipo 2. Por otro lado, se puede tratar la diabetes y evitar o retrasar sus consecuencias con una alimentación balanceada, actividad física, medicación y exámenes periódicos para detectar y tratar sus complicaciones.

También es una de las principales enfermedades desarrolladas por la obesidad, lo anteriormente expuesto, nos enseña que para tener una enfermedad tan fuertemente peligrosa no se necesita ser obeso, pero que para evitarla es más que necesario tener una dieta saludable y actividad física diaria. Es una de las principales enfermedades en las que se enfatiza en la alimentación y el ejercicio para impedir mayores complicaciones o en muchos casos la muerte.  Por esto te recomiendo mi programa Quemando y gozando, donde encontrarás una estrategia para perder peso unificando mente y cuerpo.

No dejes que tu cuerpo avance de manera peligrosa para darte cuenta que debes cuidarlo, la prevención es mucho mejor.

Comparte esta información para que muchas más personas sepan cómo combatir esta enfermedad.

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.