, , , ,

Haz esto y pierde peso desde tu oficina

¡Ya no tendrás más excusas! Ni el tiempo ni las ocupaciones serán pretextos para que no muevas tu cuerpo y te actives.

El estilo de vida contemporáneo nos ubica en una oficina, sentados frente a un computador muchísimas horas del día. A veces incluso sin movernos de la silla ni para ir al baño o solo parándonos para ir a almorzar y luego volvemos a ocupar el mismo lugar.

Después llegamos a casa, a ordenar, limpiar, cocinar y se nos va pasando el tiempo hasta que llega la hora de dormir.

Si no, debes ir a estudiar a la Universidad, cuando llegas en la noche ya solo quieres dormir y en cualquiera de los casos anteriores, olvidamos por completo el deporte.

Pero yo tengo la solución para esto, si hermosa, te voy a invitar a que te muevas en tu lugar de trabajo, así que busca a tus compañeros y sigan juntos esta rutina que hoy les comparto porque queremos más personas activas que sedentarias.

La gimnasia laboral está tomando mucha fuerza en el mundo y es que según los expertos,realizar ejercicios de estiramiento o con movimiento a lo largo del día laboral, es súper necesario para nuestro cuerpo.

Periodos de tiempo tan largos en los que permanecemos sentados en un escritorio, casi inmóviles pueden tener muchos efectos negativos como que el metabolismo se pone más lento, los músculos de las piernas se cansan con frecuencia y nuestro colesterol bueno cae un 20% después de estar quietos por 2 horas.

Por eso, sigue juiciosa esta rutina y empieza a moverte, no necesitas más que buena voluntad y ganas para empezar.

Businesswoman Meditating In Her Office

Aquí vamos:

 

  • Para los hombros: utiliza una silla para sostenerte, puedes sentarte si quieres. Relaja tus hombros y encógelos. Vuelve a relajarlos y encógelos otra vez. Puedes repetirlo entre 12 y 15 veces.
  • Tríceps: con tu mano derecha coge suavemente el codo izquierdo y llévelo con calma detrás de tu cabeza. Cuando ya no puedas moverlo más, haz un poco de presión por unos segundos y haz el ejercicio con el otro brazo.
  • Más para los hombros: con tu mano derecha, toma tu codo izquierdo. Ésta vez vamos a estirarlo hacia adelante, pásalo frente a tu pecho y haz un presión leve para mayor estiramiento.
  • Pecho: toma ambas manos y ponlas detrás de tu cuello, como si lo estuvieras cogiendo para hacer un masaje. Presiona con suavidad.
  • Piernas: siéntate en el piso y estira completamente una de tus piernas, la otra déjala aun lado y trata de tocar la punta de pie con tus manos. Luego cambia de pierna. Si no eres capaz, no te preocupes, poco a poco vas a ver como vas alcanzando.
  • Para el muslo: Acuéstate en el piso y con ambas manos coge tu muslo por debajo y llévalo hacia tu pecho. Espera por unos minutos y cambia.
  • Giro espinal: párate derecha y cerca de una pared, gira tu torso hacia la derecha y trata de tocar la pared que tienes atrás. Espera unos minutos y ahora haz lo mismo girando hacia la izquierda.
  • Extensión espalda y brazo: toma uno de tus pies y llévalo a la rodilla contraria, espera un momento y cambia de pie.
  • Estira tu espalda:  toma ambas manos y juntalas por encima de tu cabeza, estira lo más que puedas y descansa.
  • Estira tu pecho: pon tus brazos en la misma posición del ejercicio anterior pero ya no encima de tu cabeza, sino hacia adelante. Mantente unos segundos en esta posición y descansa.
  • Muslo continuo: estando de pie, toma tu pie derecho y llévalo hacia tu glúteo. Trata de estirar lo que más puedas, haciendo un poco de presión. Haz este movimiento sostenido por uno segundos y cambia de pie.
  • Pecho continuo:  estás de pie y con tu manos unidas en tu espalda, vas a estirar el pecho subiendo un poco tus manos. Sentirás una leve presión pero si te duele mucho, descansa.
  • Umbral: párate cerca a una puerta y pon cada mano al extremo, dirígete hacia adelante abriendo un poco los brazos.

 

¿Cómo mantenerte activa en la oficina?

Hermosa por favor, te lo pido casi rogándote, ¡no te quedes sentada en tu puesto por más de una hora!

Alarm clock on laptop concept for business deadline, schedule an

Párate, haz una pausa activa, ve al baño o por un vaso de agua pero por favor, no te quedes inactiva más de una hora.

Te recomiendo caminar unos minutos por el pasillo, ir y volver te movilizará y además sacará tu cabeza unos momentos del trabajo, así podrás pensar con claridad y ser más productiva.

Si tienes escaleras cerca, sube y baja un par de veces. Trata de no utilizar el ascensor así siempre tendrás un momento para ti y tu cuerpo. Yo sé que parece ilógico pero usar las escaleras puede hacer la diferencia.

Si te paraste y debes volver a tu escritorio, toma siempre el camino más largo. Lo mismo para ir al baño o al cafetín donde almuerzas. Unos pasos más pueden activar tu metabolismo y hacer que no se ralentice.

De vez en cuando limpia y ordena tu puesto de trabajo, bota lo que no usarás más y dale vida a ese espacio donde pases más de 6 horas de tu día, esto te ayudará a tener energía positiva y a ser proactiva.

¿Qué haces tú en tu oficina para activar tu cuerpo? Déjame tus comentarios con consejos para mí y las demás chicas, me encanta leerte.

Además, recuerda que en una pausa activa, puedes tomarte mi te IM Oloong, te ayudará a quemar grasa y a sentirte llena de energía.

¡No olvides compartir!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.