, ,

Descubre cómo este ingrediente evita la irritación del colon

Existen enfermedades bastante molestas e incómodas, pero las más “embarazosas”, son las enfermedades o afecciones relacionadas con el colon. A menudo están vinculadas con desórdenes alimenticios, sedentarismo, factores psicológicos o también la condición genética.

El colon irritable, denominado también como Síndrome de Intestino Irritable (SII), se caracteriza por dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal, acompañado de distensión abdominal y dolor.

Los síntomas normalmente son acompañados de dolor abdominal como te lo había mencionado antes, puede ser una sensación opresiva o punzante, en general leve o de una intensidad moderada, que se alivia después de la deposición. Con frecuencia las personas relacionan su comienzo con la ingesta de algún alimento que siente que les cayó mal.

Las alteraciones del ritmo intestinal pueden manifestarse con estreñimiento o diarreas, o también de forma alterna, unos días estreñimiento y otros días diarreas. La distensión abdominal se desarrolla en el transcurso del día y hacen referencia a “exceso de gases”.

También son muy frecuentes la saciedad inmediata cuando se consume un alimento, náuseas, vómito y dolor en el tórax. Además de la sensación de evacuación incompleta y la presencia de moco en las deposiciones.

Los médicos aconsejan enfocarse en la dieta principalmente, baja en grasas y picante, y alta en proteína y fibra, hay alimentos que pueden provocar muchos más gases, como las coles, algunas legumbres, los frutos secos, las bebidas alcohólicas, el tabaco y el café. Yo recomiendo tomar Oolong Tea si lo que quieres es un shot de energía.

Para contrarrestar estos síntomas se puede tomar abundante agua, comer a horas, regularizar las horas de las deposiciones preferiblemente después del desayuno, según Indica la Clínica de la Universidad de Navarra.

Hacer ejercicio regularmente también es recomendable, pues éste produce una mejora de la movilidad intestinal. Intentar evitar situaciones que generen estrés o ansiedad puede ayudar a evitar irritaciones.

Fitness at home: free weights, yoga mat, mobile phone app. Dumbb

Existen una multitud de tratamientos y recomendaciones médicas y alternativas incluyendo fármacos, técnicas como psicoterapia, acupuntura, hasta la hipnoterapia para ayudar a las personas a sobrellevar los síntomas.

Como sé que las mujeres somos particularmente propensas a sufrir el síndrome de intestino irritable, pues los datos indican que dos veces más mujeres padecen el síndrome en comparación con los hombres, les voy a contar la propiedad de una mata legendaria que ha ayudado a muchas personas a aliviar los síntomas de dicho síndrome.

Los especialistas también nos dicen que los alimentos y el agua contaminada pueden causar más casos del síndrome del colon irritable acompañado de gastroenteritis, por esto recomiendan tomar agua embotellada o de filtro.

En párrafos anteriores lo había mencionado, el estrés, el abuso de antibiótico,  y las reacciones alérgicas, también puede aumentar la probabilidad de que uno tenga colon irritable

Un estudio realizado en Australia por la Universidad de Adelaide, confirman que los antiguos practicantes de la medicina holística y los naturópatas han sabido por años que la planta de la menta puede aliviar los síntomas del síndrome de colon irritable.

Un estudio publicado en la revista Pain, narra como la menta funciona para reducir los doloroso síntomas. Ésta entra al estómago y activa un canal “anti-dolor” en el intestino, luego trabaja para calmar la inflamación común y  la causada por fibras nerviosas que son sensores del dolor en el revestimiento estomacal, y el dolor asociado con el colon irritable desaparece.

Gastrointestinal Tract

Si tenemos en cuenta que la menta es un ingrediente bastante popular en la cocina, en la composición de productos para la higiene bucal y goma de mascar, además de darnos frescor, esta planta contiene mentol, sustancia que ayuda a cerrar los canales de iones de calcio responsables de la contracción muscular, creando un efecto de relajación en los músculos de las paredes del intestino, por consiguiente ayuda a aliviar el dolor abdominal, los calambres, el estreñimiento y la diarrea.

Como si fuera poco también se ha usado y se usa actualmente para bastantes afecciones de salud entre las que se incluyen: síntomas de resfriado, calambres, dolor de cabeza, indigestión, dolor en las coyunturas, náuseas, trastornos estomacales, intestinales y la enfermedad de la vesícula.

Tal cual como los antiguos holísticos o como las abuelas lo hicieron, yo les enseñaré a preparar la solución al colon irritable y sobre todo a sus síntomas, cualquier cosa que ofrezca un poco de control sobre éstos síntomas proporciona un gran alivio.

Por una parte el aceite de menta es una opción. Tomar una cucharada dos veces al día entre comidas evitaría la distención abdominal y el dolor asociado al síndrome. Otra opción es el té de menta, es un gran aliado y mejora la digestión.

Un sencillo remedio preparado con Aloe y Menta, tomando dos vasos al día, uno por la mañana en ayunas y otro después de la cena también ayudaría.

Calentar dos vasos de agua, al llegar al punto de ebullición agregar 40g de gel aloe vera y remueve bien para que quede bien diluida, y después añadir hojas de menta, se prepara a modo de infusión o sea que se deja reposar un rato hasta que esté a temperatura ambiente. Si lo vas a hacer con aceite de menta, debes agregarle una cucharada después de que el agua junto con el aloe estén a una temperatura más alta.

Una vez estos elementos se hayan mezclado bien y hayan desprendido su esencia en el agua, debes consumirla a temperatura ambiente. Te sugiero hacerlo durante 10 días seguidos y luego adoptarlo como un hábito.

Les recomiendo que nunca se auto-mediquen y tampoco desprecien las recomendaciones que te den los especialistas, yo estoy para ayudarlas y no por encima de los médicos.

  

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.