in , , ,

Estos son alimentos que definitivamente no debes comer

Te has dado cuenta que hoy en día te encuentras con un montón de opiniones opuestas, datos de internet, profesionales y especialistas de la salud se contradicen todo el tiempo y en muchas ocasiones quedas con un interrogante gigante de ¿Qué es lo que realmente deberíamos comer?

Sobre todo en temas de alimentación existe una división grande entre qué es lo que realmente debemos comer, qué es lo que de verdad nos alimenta y qué es lo que necesitamos eliminar de nuestra alimentación. 

Es importante en primer lugar, destacar que la genética, el estilo de vida, y algunas causas ambientales influyen fuertemente en los procesos de pérdida de peso, ganancia de peso y  en general, todos los temas de la salud.

Sin embargo muchas personas se han encargado de hacer ver las grasas como la peor cosa que puedes consumir cuando se quiere adelgazar , por eso en este artículo quiero contarte cómo las grasas pueden funcionar a tu favor para bajar de peso y por qué son necesarias para el correcto funcionamiento de tu organismo.

Las grasas son nutrientes que se obtienen de la alimentación, el cuerpo las necesitas bastante, pues éstas le proporcionan energía para trabajar adecuadamente, por eso es importante comer algunas grasas pero NO todas.

¿Para qué sirven las grasas?

Según un estudio, el cuerpo necesita grasa para mantener la piel y el cabello saludable, éstas ayudan también a la absorción de las vitaminas A, D, E y K más conocidas como vitaminas liposolubles y como si fuera poco, la grasa es la encargada de mantener la temperatura corporal un poco más alta,  protege de lesiones y de golpes los órganos internos.

En cuanto a temas más profundos de salud, las grasas que tu cuerpo obtiene de algunos alimentos le ofrecen a éste ácidos grasos esenciales, se les llama “esenciales” debido a que el cuerpo no los puede producir por sí solo y no podría trabajar de forma adecuada sin ellos, ya que son necesarios para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre.

Además la grasa cumple funciones reguladoras, proporciona a los alimentos una textura que grata al paladar, haciendo más apetecible su consumo y retrasan el vaciado del estómago favoreciendo a la sensación de saciedad por mucho más tiempo.

Por otra parte, existe un tipo de grasas que sí son mucho más perjudiciales para la salud, ya que el consumo inadecuado de éstas, a menudo se asocia a varios tipos de enfermedades, entre tales procesos se incluye la elevación del colesterol, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Precisamente por éstos algunos generalizan de forma inadecuada argumentando que las grasas como tal son malas para la salud.

Entonces, te preguntarás ¿debo empezamos a comer grasa? Aunque algunos expertos y un sin número de portales sostienen que no deberíamos tener ningún límite en las ingesta de grasas en nuestra dieta, un estudio realizado por “Journal of the American Medical Association” los contradice argumentando que no todas las grasas son iguales ni perturban de la misma forma a nuestro organismo.

Sources Of Saturated Fats

Existen dos tipos de grasas, las grasas saturadas (las malas) y las grasas insaturadas (las buenas). Cada una tiene una función específica en el organismo ya sea para beneficiarlo o para perjudicarlo.

Las grasas saturadas son las encargadas de elevar el colesterol LDL “el malo”, hacen que aumente el riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otras afecciones de salud mayores.

Por ende lo ideal es que mantengas el consumo de grasas saturadas a menos del 10% de tus caloría diarias totales, una dieta alta en éste tipo de grasas aumenta la acumulación de colesterol en las arterias, causando una obstrucción o bloqueo en las arterias haciendo que padezcas fácilmente de arteriosclerosis.

Te recomendamos que te alejes de los productos animales como, la mantequilla, la margarina, la leche, el queso, el helado, la crema y carnes rojas. Los aceites vegetales, en especial el aceite de palma también contienen grasas saturadas, éstas grasas son sólidas a temperatura ambiente.

No siendo esto suficiente, los ácidos transgrasos son grasas nocivas que se forman cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación, éstas son las famosas “grasas trans” las cuales se utilizan muy a menudo como método de conservación para que los alimentos permanezcan frescos por mucho más tiempo.

Por eso también deberías alejarte al máximo de los alimentos fritos, los productos empaquetados fritos u horneados como roscas, papas fritas, pastelitos y galletas, los alimentos procesados y en especial las margarinas y la mantequilla, son hechas con aceites hidrogenados y contienen altos niveles de ácidos transgrasos.

Por el contrario las insaturadas son las grasas buenas, son las HDL, y ésas ayudan a mejorar los niveles del colesterol LDL, algunos aceites vegetales que son líquidos a temperatura ambiente tienen grasas insaturadas, como el aceite de oliva por ejemplo.

Los alimentos que te ayudarán a aumentar tus niveles de colesterol bueno y bajar el malo son, algunos pescados especialmente ricos en ácidos omega 3, los frutos secos de forma moderada ayudan a cuidar el corazón a la vez que reducen los niveles de colesterol malo.

Las frutas y sobre todo el aguacate es enormemente saludable para el corazón, por último, hortalizas y verduras como el brócoli que además nos aportan bastantes nutrientes esenciales para la salud.   

Personalmente te recomiendo, además de no consumir grasas malas, llevar un estilo de vida saludable, el cual consta de: una buena alimentación, la práctica de actividad física, evitar hábitos nocivos como el cigarrillo y el alcohol. Todo esto ayuda no solo a tener una vida sana sino también a aumentar los niveles de colesterol HDL.

Si quieres aprender recetas deliciosas para integrar estos ingredientes y más en tu alimentación diaria te recomiendo conseguir ahora mismo mi libro Ponte en forma cocinando con Ingrid Macher allí te enseñaré a comer rico, saludable y diferente todos los días

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

12 mitos sobre el ejercicio ¡Derribados!

¿Puedo ser obesa y saludable al tiempo?