in , , ,

¿Puedo ser obesa y saludable al tiempo?

Probablemente te has enterado de la controversia del “fat but fit”. Este tema de que si se puede estar saludable y tener sobrepeso al mismo tiempo ha sido ampliamente debatido entre las comunidades científicas y de fitness.

Los médicos y científicos que afirmaban que esto podía ocurrir siempre apuntaban a aquellas personas que califican como con sobrepeso pero que no muestran signos clínicos de ser poco saludables (signos como colesterol alto y control de azúcar en la sangre).

El nuevo estudio

Pues una nueva investigación, publicada en el “Journal of The American College of Cardiology”, demuestra que estas evidencias son sólo parcialmente correctas: mientras que tener sobrepeso y estar en forma al mismo tiempo es posible, por lo general esto es sólo una fase en el camino a convertirse en una persona con exceso de peso y no saludable.

Los investigadores estudiaron 2.521 trabajadores gubernamentales del Reino Unido (75% varones) entre las edades de 39 y 62 años, midiendo su índice de masa corporal, colesterol, presión sanguínea, glucosa en ayunas e insulino resistencia.

Se definió como ‘obeso’ un índice de masa corporal de 30 kg / m2 o más.

La obesidad sana se definió como la obesidad sin factores de riesgo metabólicos.

El propósito del estudio fue determinar si los adultos obesos “sanos” permanecen sanos a largo plazo. Los autores dicen que pocos estudios han examinado esto y anteriormente ninguno había seguido a las personas durante más de 10 años.

Entre los participantes, 181 fueron inicialmente clasificados como obesos, incluyendo 66 que fueron clasificados como obesos sanos.

 

Resultados

Después de 5 años, el 32% de los participantes inicialmente clasificados como obesos sanos se habían vuelto obesos no saludables. En 10 años, el 41% eran obesos no saludables, el 35% eran obesos no saludables a los 15 años y más del 51% eran obesos no saludables a los 20 años.

En contraste, sólo el 6% de los obesos sanos perdieron peso y se volvieron sanos no obesos al final de los primeros 5 años del estudio, proporción que cambió a 4,5% después de 10 años; 6,1% después de 15 años y 10,6% después de 20 años.

El tiempo es el factor principal, dice el director del estudio, Joshua Bell, candidato al doctorado en el Departamento de Epidemiología y Salud Pública del University College, de Londres.

Estudios previos que proclaman que es posible tener sobrepeso y al mismo tiempo ser totalmente sano sólo han analizado personas con sobrepeso u obesidad en un momento dado, registrando su presión arterial, colesterol y niveles de azúcar en la sangre en ese momento.

Pero estar sano en el presente no garantiza bienestar en el camino. “Siguiendo a adultos obesos sanos durante dos décadas, ahora vemos que esta etiqueta de ‘obeso, pero en forma’ es engañosa, ya que los adultos obesos saludables tienden a ser obesos no saludables a largo plazo“, dice Bell.

39043222 - cholesterol plaque in artery

Es difícil mantenerse saludable al tener sobrepeso porque el exceso de grasa es biológicamente activo, así que manipula el equilibrio hormonal y bombea productos químicos inflamatorios, que pueden causar desde resistencia a la insulina (un precursor de la diabetes) hasta cáncer, pasando por muchas otras condiciones intermedias.

Te puede interesar: ¡29 simples formas de reducir calorías!

Donde está ubicado el peso extra también marca una diferencia. Las personas del estudio que estaban “gordos, pero en forma” al principio y tenían distribución de grasa favorable (básicamente en cualquier otro lugar que no sea alrededor del abdomen) eran más capaces de mantener su estado de obesidad saludable, pero sólo ligeramente.

Y, mientras que los que mantienen una figura delgada no están exentos de problemas metabólicos, los adultos con un IMC normal (entre 18,5 y 24,9) son mucho menos propensos a convertirse en diabéticos.

Sólo el 24% de los adultos de peso normal en este estudio tenían niveles metabólicos poco saludables (que podrían indicar la diabetes), mientras que un abrumador 70% de los adultos obesos fueron considerados insalubres por las mismas medidas.

La conclusión es simple: la obesidad saludable tiene altas probabilidades de convertirse en obesidad no saludable, con las terribles consecuencias que esto puede traer como el riesgo alto de padecer enfermedades entre las que se encuentran las enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta, colesterol alto, diabetes tipo 2, síndrome metabólico y algunos tipos de cáncer como endometrio, seno y colon.

Así que este estudio indica que a largo plazo la obesidad sana es la excepción, no la norma, y que todos los tipos de obesidad justifican un tratamiento, incluso aquellos que parecen ser sanos.

Ya lo ves, estar en forma no es solo cuestión de vanidad, es un asunto de vital importancia si queremos conservar nuestra salud por mucho tiempo.

¿No te parece que esta es motivación suficiente para empezar a cuidarse, alimentarse sanamente, ejercitarse y llevar un estilo de vida saludable?

“Pero es que comer es tan rico”, “Pero es que hacer ejercicio es muy aburrido” “Pero es que eso ingredientes para adelgazar son muy difíciles de conseguir” “Pero es que adelgazar es imposible” … ¡No más “peros”!

Todo esto se puede lograr y yo puedo dar fe de ello, créeme que no fue fácil pero cuando las mujeres estamos determinadas ¡no nos para nadie! Así que si aún no lo has hecho decídete a deshacerte de esos kilos que están estorbando en tu vida, por el bien de tu salud, tu mente y tu cuerpo.

Mi Ebook Ponte en forma cocinando con Ingrid Macher es una gran forma de comenzar porque la buena alimentación es el pilar de una buena vida. En este libro encontrarás 120 recetas deliciosas, saludables y fáciles de preparar.

¿¡Qué esperas para obtenerlo!? Para hacerlo solo tienes que dar clic ¡AQUÍ!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Estos son alimentos que definitivamente no debes comer

¡Increíble! Seis errores que no debes cometer con este ingrediente