in , , , ,

12 mitos sobre el ejercicio ¡Derribados!

¡En este artículo vamos a derrumbar 12 mitos del ejercicio para que nada se interponga entre tú y tu cuerpo soñado! Estos hechos se basan en investigaciones referidas en Health y Body Building.

Así que, sin más preámbulo, ¡empecemos!:

Mito #1 Los abdominales son la clave para un abdomen plano

Realidad: Un vientre plano es consecuencia de ser delgado. Si comes demasiado, tus abdominales quedarán atrapados debajo de una capa de grasa corporal.

Todo el mundo nace con músculos abdominales. ¡Sólo tienes que perder grasa para hacerlos aparecer!

Lo que sí puedes hacer es tonificar más esos músculos para que se vean mucho mejor, te recomiendo mi artículo Bye, bye a las llantitas con estos 5 simples ejercicios.

Además, hacer abdominales no es realmente la mejor manera de adelgazar tu abdomen, pues dado que no queman muchas calorías, no ayudan de manera importante con la pérdida de grasa.

Y mientras los abdominales sí tonifican una porción pequeña de tus músculos abdominales, los movimientos que involucran tu tronco distal (que incluye tus hombros y trasero) involucran más eficazmente tu núcleo entero, según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Así que reducirás tu cintura mucho más dramáticamente haciendo planks y puentes.

Si vas a hacer abdominales, asegúrate de utilizar la forma adecuada, de lo contrario, pueden poner tu columna vertebral en una dolorosa posición curvada.

Recuerda que la clave para un abdomen plano esta primordialmente en tu alimentación, ya que es la manera más efectiva que eliminar esa odiosa grasa abdominal.

Mito #2: Cuanto más sudas, más quemas

Realidad: La realidad es que haber sudado litros no significa necesariamente que hayas quemado más calorías de lo habitual.

El sudor es una respuesta biológica que enfría la piel y regula la temperatura interna del cuerpo. Puede ser tanto el resultado de una habitación sobrecalentada, el clima o tu fisiología personal, como de una agotadora sesión de gimnasio.

Mito #3: Correr es malo para las rodillas.

Realidad: Un estudio de la Universidad de Stanford encontró que las rodillas de los corredores mayores (es decir que llevan años corriendo) no eran menos saludables que las de las personas que no corren. Pero mientras que trotar o correr es más seguro en las articulaciones que los deportes de contacto como el fútbol, no es totalmente inofensivo.

Las mujeres son cuatro a seis veces más propensas a estar en riesgo de lesiones graves de la rodilla por correr que los hombres, ya que tienden a tener un desequilibrio en la relación de fuerza entre sus cuádriceps y isquiotibiales, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones de ligamento cruzado anterior.

Es por eso que los expertos recomiendan hacer un entrenamiento de fuerza de cuerpo total al menos dos veces por semana, además de tus trotes regulares para construir los músculos que apoyan las rodillas, esto mejorará tu experiencia al correr y también reducirá tus probabilidades de sufrir lesiones.

Mito #5: Necesitas sudar durante 45 minutos para obtener un beneficio para la salud.

Realidad: Incluso si apenas tienes 10 minutos para realizar tu cardio, es suficiente tiempo para reforzar tu salud cardiovascular.

Cada vez más estudios apuntan al poder de los entrenamientos cortos, y algunos incluso sugieren que las sesiones rápidas podrían ser mejores para ti.

En una investigación de la Universidad Estatal de Arizona publicada el año pasado, la gente tenía consistentemente menores lecturas de presión arterial en promedio cuando dividían su caminata diaria en tres segmentos de 10 minutos en lugar de realizar un paseo de 30 minutos.

Pero, aunque esto puede ser suficiente para mantener tu salud en general, aun así, tendrás que incluir mayor actividad que eso en la mayoría de los días de la semana si estás tratando de bajar algunas libras.

Te puede interesar: ¡Lo que no debes tomar después de entrenar!

 

Woman Body Sweat Red Sports Bra On Black

Mito #6: Más tiempo de gimnasio es mejor.

Realidad: programar un día de descanso a la semana es crucial, pues tu cuerpo necesita recuperarse, especialmente después de una dura sesión.

Si decides entrenar todos los días, podrías lesionarte o sobreentrenarte, lo que evita que los músculos se recuperen y tu cuerpo mejore.

Esto es verdad incluso si solo vas al gimnasio o te ejercitas en casa ocasionalmente. Así que asegúrate de tomar descansos regulares, ya sea cada dos días (si eres principiante) o una vez a la semana (para el avanzado).

Además, trata de mantener tu entrenamiento variado. Si no varías, hacer el mismo patrón de entrenamiento puede ocasionarte lesiones o incluso hacer que tu cuerpo entre en un estado de estancamiento.

Mito #7: Si estás pesada, estás gorda

Realidad: Cuando comienzas a entrenar con pesas, es natural que al principio ganes peso. El entrenamiento con pesas estimula al cuerpo a construir músculo que ayudará a mejorar tu tasa metabólica. Pero este músculo también contiene una gran cantidad de agua.

El entrenamiento con pesas es también una fuente de inflamación, una causa bien conocida de retención de agua.

Después de una semana o dos de entrenamiento con pesas, puedes notar que estás más pesada que cuando empezaste. No te asustes. Después de unas semanas, tu cuerpo comenzará a derretir la grasa y tus músculos recién adquiridos te harán parecer más delgada.

Es común que peses más mientras que cuando tus músculos estaban flácidos.

El músculo es más denso y ocupa menos espacio que la grasa corporal. Es por eso que una persona más pequeña y más musculosa puede pesar más que una persona más grande con más grasa.

Mito # 8: Los contadores de calorías en las máquinas de ejercicio son precisas.

Realidad: Las máquinas de fitness no saben nada sobre tu sexo, peso o nivel de condición física. Todos estos factores afectan la cantidad de calorías que estás quemando durante el ejercicio.

Así que no tomes los contadores de calorías en las máquinas demasiado en serio, aunque algunos son más precisos que otros.

De acuerdo con un estudio, las caminadoras son bastante precisas, especialmente si puedes ingresar tu peso, mientras que las máquinas elípticas tienden a sobreestimar la cantidad de calorías en un 42%.

Mito # 9: El cardio quema más calorías que el entrenamiento de peso.

Realidad: Obviamente, esto depende completamente del tipo de entrenamiento que hayas elegido. Algunos estudios han descubierto que normalmente se queman más calorías durante los entrenamientos cardiovasculares, pero el entrenamiento de fuerza permite que las calorías se quemen durante más tiempo después del entrenamiento.

Esto se conoce como consumo excesivo de oxígeno post-ejercicio o EPOC. Después del ejercicio, el metabolismo del cuerpo continúa trabajando duro, lo que resulta en la quema de calorías, y esto ocurre en mayor medida después del entrenamiento con pesas.

Mito #10: El entrenamiento de peso hace a las mujeres masculinas

Realidad: La definición de “masculino” difiere de una persona a otra, pero todos tenemos una estructura corporal diferente.

Algunas mujeres tienen líneas más femeninas, otras más andróginas. Los huesos anchos de la cadera y los hombros estrechos son formas femeninas típicas, pero eso no significa que una mujer atlética sea menos femenina.

Nuestra sociedad forma nuestros ideales, pero la realidad es que tú eliges lo que te parece atractivo.

Lo que hace a las mujeres atléticas voluminosas es la masa muscular por encima del promedio combinada con grasa corporal “excesiva”.

Si emparejas el entrenamiento de peso con una buena dieta, serás mucho más esbelta de lo que esperarías.

Cabe resaltar que el cuerpo de nosotras las mujeres no está diseñado para que cree musculatura de la misma manera que el cuerpo de los hombres. Hay muchos factores biológicos como la producción de hormonas masculinas que harán imposible que luzcas como un hombre sin importar que tanto peso levantes…

Mito #11: Puedes comer lo que quieras si entrenas arduamente y tomas quemadores de grasa

Realidad: Para quemar grasa, necesitas gastar más calorías de las que tu cuerpo utiliza.

Los quemadores de grasa aumentarán tu ritmo cardíaco y ayudan en el rendimiento de entrenamiento, pero no es una píldora mágica. 

Además, la gran mayoría de quemadores de grasas en el mercado están hecho de ingredientes peligrosos y artificiales que ponen en gran peligro tu salud.

No puedes esperar sentarte a comer hamburguesas todo el día y esperar que tu quemador de grasa te haga más delgado, no es lógico (ni sano).

Mito #12: La zona de pérdida de grasa te ayuda a quemar más calorías

Realidad: La zona de quema de grasa fue “creada” cuando la investigación mostró que el cuerpo quema calorías en un porcentaje más alto durante los entrenamientos cardio de baja intensidad que los de alta intensidad.

Sin embargo, este estudio no tomó en cuenta las calorías que quemas después de que entrenas. Y como te he explicado en otras ocasiones después de un entrenamiento cardiovascular de alta intensidad, continuarás quemando calorías mucho tiempo después de salir del gimnasio.

El entrenamiento de alta intensidad normalmente funciona mejor. Después de todo, bajar de peso se reduce a gastar más calorías que las ingieres.

Antes de despedirme quiero darte un regalo, y es que si ya estás llevando una vida saludable tanto en tu alimentación como en los ejercicios que haces a diario te recomiendo descargues totalmente gratis ahora mismo 3 rutinas infalibles para un abdomen plano te aseguro que verás los resultados.

Si quieres más ideas de ejercicios, recetas saludables y mucho más ¡no olvides suscribirte a mi canal de YouTube!

¡Suscríbete haciendo clic AQUÍ!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Este es el mejor ejercicio para quemar grasa

Estos son alimentos que definitivamente no debes comer