, , , , , ,

¡29 simples formas de reducir calorías!

A veces puede parecer que bajar de peso es difícil, sobretodo cuando nuestros hábitos no nos ayudan. Pero hermosa déjame contarte que para empezar una vida saludable, es necesario romper con esas rutinas que tenías ya establecidas y empezar desde cero.

Cuando quieren perder peso muchas mujeres se enfocan en comer menos calorías, con tal, para comenzar a bajar de peso es necesario reducirlas, ¿verdad?

Pero seamos honestas… ¿quien va a estar contando calorías todo el tiempo?

Yo personalmente no te recomiendo contar calorías, sino que en su lugar te enfoques en consumir alimentos nutritivos y de alta calidad a las horas apropiadas.

Aun así te comparto aquí varias maneras de perder peso (y reducir calorías) intuitivamente y casi sin esfuerzo.

Aquí te enseño 31 formas sencillas para empezar. Probablemente algunas ya las conocías, algunas puede que no, pero te recomiendo que las sigas porque de seguro va a ayudarte muchísimo:

  1. Usa menos salsas y aderezos: ¡Son deliciosos, lo sé! Pero contienen demasiadas calorías. De hecho, una cucharada de salsa de tomate o mayonesa puede añadirle 57 calorías a tus comidas. Redúcelas y verás como empiezas a consumir menos calorías.
  2. No bebas calorías: A veces pensamos que lo tomamos para acompañar nuestras comidas no aporta un número significado de calorías pero si lo hace y mucho. Las bebidas con gas pueden contener muchas calorías y aportarnos demasiados gramos de azúcar, por eso yo te recomiendo que tomes más agua.
  3. No endulces tus bebidas: Si te gusta tomar té o infusiones, no le agregues azúcar, ni cualquier tipo de endulzante artificial Al principio será un tanto distinto el sabor, pero después aprenderás a disfrutar el sabor de cada bebida.
  4. Prepara tu propia comida: Así como lo oyes, comer fuera puede parecer delicioso pero cuando comes alimentos preparados por otras personas, en realidad no sabes qué estás comiendo ni cuántas calorías estás ingiriendo. En cambio si preparas tú mismo los alimentos que vas a consumir, tendrás un control mayor de lo que llevas a tu boca.
  5. No lleves comida chatarra (o dulces) a casa: es sencillo, si la tienes en tu casa, la tentación de comerla será mayor. Evítalas a toda costa y listo.
  6. Cuando sirvas tu comida, hazlo en platos pequeños: Parece obvio, ¿cierto? Pero créeme que no lo es. Los platos en los que hoy servimos nuestros alimentos son un 44% más largos que los que teníamos en 1980, así que las cantidades que consumimos ahora son mayores. Escoge un plato pequeño, es un truco para engañar a tu cerebro, tus ojos verán mucha comida y podrán ayudarte a que sientas sensación de llenura más rápido.
  7. Come suficientes vegetales: Algunas personas comen pocos vegetales en sus comidas diarias, es necesario subir la dosis de estos y si tu plato puede tener la mitad llena de vegetales, sería perfecto porque estos son ricos y bajos en calorías. El 87% de las personas en los Estados Unidos no consume vegetales en la medida que se recomienda, incluso hay quienes nunca comen y esto es muy grave.Glass of green vegetable juice and vegetables close up
  8. Toma agua antes de cada comida: Un vaso de agua antes de cada comida, hace que tu estómago se llene con mayor facilidad así vas a consumir menos calorías cuando llegue la hora de comer. Reducirás hasta un 13% las calorías de esa comida.
  9. Escoge una entrada de bajas calorías: Si eres de esas personas a las que les gusta acompañar su plato principal con una entrada, te recomiendo que escojas una que tenga bajas calorías. Puede ser una deliciosa sopa o una ensalada, esto también te dará sensación de llenura prolongada.
  10.  Mastica despacio: ¡No importa si tienes afán!, trata de masticar muy bien tus alimentos y de hacerlo despacio, esto hará que te llenes más rápido comiendo menos.
  11. Ordena los aderezos aparte: A veces puedes estar comiendo alimentos muy saludables pero los aderezos son los que ya no lo hacen tan saludable, ¿te ha pasado? Pide o sirve los aderezos en otro recipiente y preferiblemente intenta reemplazarlos utilizando limón, vinagre balsámico o aceite de ajonjolí.
  12. Mira el tamaño de tus porciones: Para evitar comer en exceso,  puedes pesar y medir las porciones, así estarás seguro de que si estás consumiendo la porción ideal para ti.
  13. ¡No te distraigas cuando comas! El ambiente juega un papel muy importante a la hora de comer. Muchos estudios han demostrado que cuando te distraes mientras estás comiendo, puedes consumir más alimentos después, incluso después de haber comido. Recuerda que si te distraes comiendo puedes consumir 30% de snacks.
  14. No dejes limpio tu plato Si no pudiste comerte todo lo que tenías en el plato, no te preocupes. Las personas se sienten presionadas todo el tiempo porque creen que tienen que terminar con todos sus alimentos. Debemos acostumbrarnos a dejar elegir a nuestro cuerpo, cuando ya no queremos más.
  15. Mini-postres: Si te gustan los postres, puedes comer versiones pequeñas de éstas. Algo así como un mini cheesecake o un mini brownie. ¡Pero por favor, no vayas a abusar de estos! Elige siempre la versión para niños, siempre será mejor que comer la porción grande. Quizás puedas consumirla una vez a la semana como tu comida de premio.
    Si quieres comer algo dulce sin arrepentimientos conoce: 5 Postres Deliciosos Para Disfrutar SIN Remordimiento  
  16. Si comes fuera, llévate media porción: En los restaurantes siempre acostumbran a servir porciones demasiado grandes pero para que no se te vuelva un problema comer fuera de casa y no dejes de disfrutar los buenos momentos con tu pareja, amigos o familiares, parte la comida en dos porciones, cómete una y lleva la otra para tu casa.
  17. Derecha- izquierda. Izquierda – derecha:Así como lo oyes, si eres diestra, trata de comer con la mano izquierda. Si eres zurda, entonces come con tu derecha. Este pequeño esfuerzo hará que comas más despacio y que mastiques mejor.
  18. Que tus comidas siempre tengan proteína: Comer más proteínas es considerado una buena estrategia para bajar de peso y mantenerlo. Por eso incluye proteína en cada una de tus comidas. Las proteínas tienen más nutrientes y te llenarán por mucho más tiempo.
  19. ¡No toques el pan!: Es tan fácil estirar tu mano y coger uno de estos cuando tienes hambre, pero ¡no lo hagas!, porque esto solo le sumará más calorías a tu plato. Evita el consumo de pan antes de que llegue tu comida principal.
  20. Haz tus comidas saludables: Si vas a comer hamburguesa, ahorra 160 calorías quitándole el pan. Si vas a comerte un sandwich, no pongas una rebanada de pan. Prepáralo diferente, usando lechuga u otros vegetales, hazlo a tu estilo y disfruta también de estas comidas.
  21. No escojas el “agrandado”: En muchos resultados ofrecen agrandar tus comidas por un precio favorable, no caigas en la tentación, pide solo la porción que sabes que debes comer.
  22. No pongas queso extra: Es una opción muy común en los restaurantes pero al igual que con el agrandado, no caigas en la tentación, e incluso evita totalmente comer queso.bigstock-137736791
  23. Cambia tus métodos para cocinar los alimentos: No es bueno freír los alimentos por eso escoge opciones más sanas para cocinar como hervir, cocinar al vapor, asar o escalfar. Esto no solo hará que tus alimentos tengan menos calorías sino puedas disfrutar más de su sabor.
  24. Aprende a leer las etiquetas: No todos los alimentos son saludables por eso es importante que aprendas a diferenciarlos de los que sí tienen componentes con alto valor nutricional. Este punto es muy importante, podrás sacarle muchísimo provecho.
  25. Come frutas enteras: Las frutas enteras contienen gran cantidad de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que siempre serán una opción saludable a la hora de alimentarte. No dudes en escogerlas. Recuerda de consumirlas antes de las 6 pm.
  26. No comas chips: Si eres de las personas que disfrutan comer chips viendo televisión, empieza hoy a escoger opciones más saludables, te recomiendo frutas y verduras, siempre funciona.
  27. No te comas la piel: Comer la piel de alimentos como pollo y pescado le agrega calorías extra a las comidas. Evita comerlas, además en ocasiones pueden contener demasiada grasa.
  28. Omite las probadas: Si tienes una comida deliciosa, comete de una vez la porción y no estés picando cada dos segundo un pedazo de ésta. Terminarás comiendo más cada segundo que vayas por un poco.
  29. Duerme lo suficiente: En muchos casos, la obesidad se relaciona con la obesidad, por eso es vital que duermas lo suficiente, que dejes descansar tu cuerpo.

Antes de terminar quiero recomendarte IM Craving un suplemento nutricional pensado en mujeres como tú, que quieren bajar de peso, de forma natural, segura y para siempre. Este suplemento se encarga de reducir tus antojos en un 100%, controlar la ansiedad por comer y mejorar tu salud cerebral. Conócelo AQUÍ

No olvides compartir este artículo con todas tus amigas y familiares, para que juntas empiecen a perder peso ¡ahora mismo!

 

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.