in , , , , , ,

¿Qué quieren decirte tus antojos? ¡Descúbrelo!

No ceder a los antojos…ese es el gran reto que toda mujer se ha trazado para alcanzar un estilo de vida saludable.

Existen dos corrientes básicas a saber sobre el tema de lo que genera ese deseo repentino de consumir algún alimento, aun cuando no sentimos hambre, deseo que llamamos “antojo”.

En primer lugar, hay estudios que plantean que los antojos son un tema fisiológico y que, basándonos en las características de ese alimento específico que estemos anhelando comer, podemos determinar qué tipo de mineral, vitamina o nutriente nos está haciendo falta en nuestro organismo.

En otras palabras, el antojo sería la forma en la que nuestro cuerpo nos estaría diciendo que tiene una deficiencia y necesita de algún nutriente para seguir funcionando correctamente.

Por otro lado, hay quienes afirman que los antojos tienen un origen psicológico. Esta afirmación se basa en el hecho de que, por lo general, los antojos son de comida azucarada, grasosa o de alto contenido de carbohidratos, todo lo opuesto a una comida altamente nutritiva.

Según esta teoría, esto sucede porque lo que en realidad estamos buscando en la comida es reconfortarnos mediante ciertos químicos cerebrales cuya producción se estimula con este tipo de alimentos, los cuales pueden cambiar o equilibrar nuestro humor cuando nos sentimos tristes, aburridas o estresadas.

En otras palabras, comemos para saciar un hambre emocional y no un hambre física.

A continuación, te cuento según algunos estudios qué pueden estar tratando de decirte algunos de tus antojos:

Si tu antojo es de algo dulce…

El deseo de algo dulce predomina en las situaciones en que no la estamos pasando bien, estamos tristes, deprimidas, aburridas o estresadas.

Lo que sucede es que el azúcar causa que nuestro cerebro produzca serotonina, un químico que funciona como antidepresivo y por eso puede hacernos sentir relajadas y equilibrar nuestras emociones.

Puede estar muy ligado al hambre emocional o al comer guiado por las emociones, una condición en que la persona recurre a la comida como respuesta a emociones desagradables.

Hungry Attractive Girl Eating Donut At Night Near Fridge

Además, el azúcar está ligado a la gratificación porque desde pequeños nos han condicionado a pensar en lo dulce como un premio por un buen comportamiento, por esta razón, al anticipar una recompensa, nuestro cerebro activa la dopamina, un neurotransmisor que regula el humor y es considerado el centro del placer humano.

Otra razón por la cual puedes estar deseando consumir azúcar es la falta de sueño. Cuando estamos cansadas, deseamos carbohidratos simples, como el azúcar, porque son más fáciles de digerir, a diferencia de los carbohidratos complejos, y por eso la recarga de energía sucede más rápido.

Este tipo de antojos también puede ser indicativo de que estás deshidratado. También puede indicar una deficiencia de magnesio, común en más del 80% de la población.

Si definitivamente deseas saciar este antojo con chocolate, opta por el chocolate negro. Pero lo más recomendable es consumir alimentos ricos en magnesio como semillas, frutos secos o vegetales de hojas verdes antes de recurrir al chocolate.

También hay enfermedades que pueden causarte antojos por lo dulce. Entre las más notorias se encuentran la diabetes tipo 2 y el síndrome de ovario poliquístico (SOP), así que, si notas síntomas del SOP como períodos menstruales irregulares, crecimiento inusual del vello corporal, o acné o; de la diabetes tipo 2 como aumento de la sed o el hambre, ganas frecuentes de orinar, parches de piel oscura o visión borrosa, sería bueno que visitaras a tu médico.

Si tu antojo es de algo salado…

Este tipo de antojos pueden ser una señal de que a tu cuerpo le hacen falta los minerales presentes en la sal natural, debido a que la sal que comúnmente usamos pierde gran parte de estos minerales al ser procesada.

Las semillas de calabaza, girasol y lino, así como el chocolate negro, son una buena fuente de minerales. Las algas también son una buena opción que puedes incorporar como polvo en tus batidos. Si vas a optar por usar sal, lo ideal es comprar una sal sin refinar o sal marina.

Otra razón puede ser que estás bajo situaciones de alto estrés que están estimulando las glándulas suprarrenales, estas liberan cortisol, el cual extrae energía rápida del cuerpo. Comer apio o una ensalada con acelga o espinaca puede ser efectivo para eliminar el antojo.

Esto puede sonar raro, pero algunos expertos piensan que cuando anhelamos bocadillos salados, lo que en realidad ansiamos es el crujir que viene con productos como las papas fritas, porque es una acción catártica, como un golpe.

Otra teoría, aunque puede parecer contradictoria, es que este el antojo por lo salado es un indicio de deshidratación, pues la sal ayuda a tu cuerpo a retener el agua. Esto quiere decir que tal vez no estás bebiendo suficiente agua o la estás perdiendo (por sudoración, diarrea o vómitos) más rápido de lo que la estás bebiendo.

Si tu antojo es de comida grasosa…

Un antojo por comidas con alto contenido graso como la pizza o las papas fritas es un signo de una deficiencia de ácidos grasos. Trata de satisfacer este deseo con grasas más saludables como aguacates, nueces crudas como almendras y castañas de cajú, el aceite de coco o linaza, el salmón salvaje, y las semillas de linaza. Esto puede ayudar a darle a tu cuerpo la grasa que necesita sin exponerlo a los nocivos aceites parcialmente hidrogenados y las grasas trans.

bigstock-139885931

Si tu antojo es de carne…

Este tipo de antojo puede indicar deficiencia de proteína, hierro o vitamina B. Si eres vegetariano o simplemente no te gusta consumir carne como a mí, te recomiendo las ciruelas, higos, y otras frutas secas sin sulfurar; legumbres y granos como el frijol; las nueces, el tofu y las verduras de hoja oscura.

Tal vez un antojo sea un asunto fisiológico, tal vez sea psicológico o tal vez sea una combinación de ambos. El hecho es que la ciencia se ha esforzado bastante por determinar qué quiere decirte tu cuerpo cuando estás deseando cierto tipo de alimento, y es importante que estemos al tanto de ello para encontrar las formas más sanas de saciar dichos antojos.

Si quieres una ayuda extra para combatir tus antojos te recomiendo mi suplemento IM Craving and Impulse Control, formulado para controlar los antojos, adelgazar, llenarnos de energía y mejorar la salud cerebral. Además, mejora nuestra claridad mental, lo que nos permite tomar mejores decisiones a la hora de comer. Puedes adquirirlo aquí.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigas y comenta las estrategias que te han ayudado en la batalla contra los antojos.

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Esto es lo que le hacen 8 vasos de agua a tu organismo

Quema grasa sin necesidad de ir al gimnasio