, , , ,

ELIMINA ESTE ALIMENTO DE TU DIETA ¡AHORA MISMO!

Por qué deberías considerar eliminar este alimento de tu dieta

Uno de los hábitos que más recomiendo es el consumo de frutos secos por su alto contenido de grasas saludables, proteínas, fibras, antioxidantes, vitaminas y minerales. Se sabe que estos nutrientes contribuyen a reducir el colesterol, mejorar la salud del corazón, controlar el peso, e incluso a reducir el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer.

Aun así, vale la pena ahondar en qué tan bueno es en realidad lo que estamos consumiendo para alimentar nuestro cuerpo. Es por esto que hoy te quiero hablar del maní, pues es un alimento que ha generado bastante debate respecto a sus propiedades.

peanuts

Diversos evidencian los riesgos para la salud que podría conllevar el consumo de maní. A continuación, te mencionaré algunos de esos riesgos hallados:

  • Alergias

La alergia al maní es considerada una de las más comunes, pero también una de las más delicadas. Algunas personas poseen una alergia tan severa al maní que con tan solo ingerir productos procesados en fábricas que también procesan maní pueden tener reacciones anafilácticas lo suficientemente severas como para poner en peligro sus vidas.

  • Aflatoxina

Uno de los riesgos más estudiados es la alta propensión del maní a la contaminación. La toxina más peligrosa asociada al maní es el hongo que produce la aflatoxina, un potente carcinógeno ligado a la discapacidad intelectual, la disminución de la inteligencia y sobre todo al cáncer de hígado, entre otros tipos.

Es importante recalcar que cualquier alimento que afecte al hígado puede impedir que este realice correctamente funciones tan importantes como las de eliminar toxinas o quemar grasas, es decir todo lo que necesitas para bajar de peso.

  • Lectinas

Contrario a lo que se cree, el maní no es en realidad un fruto seco sino una leguminosa, una de varias que contienen lectinas, un tipo de proteínas denominadas anti nutrientes, puesto que son casi imposibles de digerir.

Estas proteínas, además, se ligan al azúcar en las células del cuerpo, causando una respuesta inmune, inflamación e irritación en el revestimiento intestinal. Es por esto que el maní, pero también los frutos secos, no son alimentos recomendables para personas con problemas digestivos, autoinmunes o con desbalances de la flora intestinal.

Por otro lado, se ha evidenciado que las lectinas pueden impedir tu progreso a la hora de perder peso, pues estas pueden imitar el comportamiento de la insulina, creando un exceso de esta hormona y, por lo tanto, de glucosa que se almacena como grasa en nuestro cuerpo.

  • Pesticidas

Al ser una leguminosa, el maní está recubierto por una vaina blanda y no una cáscara dura como la de la mayoría de los frutos secos. Además, el maní crece bajo tierra, expuesto a la humedad en temperaturas cálidas, por esta razón es más propenso a desarrollar hongos, así que en los cultivos no orgánicos de esta leguminosa por lo general se utilizan muchos pesticidas y fungicidas, que se impregnan más fácilmente en su vaina blanda y los cuales terminamos consumiendo.

  • Grasas poliinsaturadas  

Este tipo de grasas son llamadas saludables porque pueden ayudar a eliminar el colesterol LDL (conocido como colesterol malo), además de ayudar a desarrollar y mantener las células del cuerpo. El maní (y en realidad la mayoría de los frutos secos) posee una gran cantidad de una de estas grasas, el omega-6.

El problema reside en que la dieta occidental es muy elevada en omega-6 y baja en omega-3 y el desequilibrio entre la cantidad de estos dos tipos de grasas, sumado al exceso de grasas poliinsaturadas en total, puede contribuir a desarrollar enfermedades metabólicas y crónicas como diabetes, enfermedad del corazón y obesidad.

bigstock-139793078

Yo personalmente ya lo he eliminado de mi dieta porque considero que hay suficiente evidencia que demuestra que su consumo puede tener muchos efectos negativos en nuestro cuerpo.

Para terminar, quiero darte algunos consejos si también deseas eliminar el maní de tu dieta.

  • Lo principal es saber que hay muchos otros frutos secos que pueden remplazar el maní. Entre los más beneficiosos se encuentran la nuez de Brasil por su alto aporte de selenio, las castañas por ser una buena fuente de carbohidratos saludables y la macadamia por su alto contenido de grasas monoinsaturadas. Aun así, debes tener en cuenta que éstos deben ser consumidos en porciones moderadas.
  • Un truco muy efectivo para eliminar los antinutrientes de los frutos secos es remojarlos en agua con sal durante la noche y en la mañana secarlos al sol, en una máquina para deshidratar o en el horno a la más baja temperatura (secarlos no es obligatorio, pero es recomendable dado que por la humedad se pueden producir hongos, así que si no deseas hacerlo es mejor que consumas tus frutos en poco tiempo).
  • Lo más recomendable es consumir frutos secos orgánicos, pues por lo general los cultivos no orgánicos de éstos frutos son expuestos a pesticidas y otros químicos dañinos para la salud.
  • En lo posible, procurar consumirlos en su estado original, sin freír o tostar y sin sal, azúcar o cualquier otro condimento adicionado.

Background texture of assorted mixed nuts including cashew, peca

Descubre cómo sustituir estos 6 ingredientes comunes poco saludables

Comparte este artículo con esos amigos que no pueden vivir sin su maní salado o sin mantequilla de maní, ¡Seguro les va a interesar!

Comenta cuál ha sido tu experiencia con el maní o los frutos secos ¿has encontrado una mejor opción nutricional? ¿El maní te ha ayudado a bajar de peso o por el contrario a ganarlo? ¡Quiero conocer tus experiencias!

En mi libro gratuito 5  súper alimentos que queman tu grasa abdominal podrás conocer cómo reemplazar el maní.

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.