in ,

Aprende a combatir la flacidez luego de perder peso

Una vez que bajas de peso, comienzas a sentirte mejor contigo misma, te ves fabulosa y comienzas a reflejar más seguridad.

Pero muchas veces la pérdida de unos cuantos kilos puede causarte flacidez en la piel, sobre todo en las zonas donde más grasa tenías acumulada.

Obviamente, luego de todo el esfuerzo que hiciste para llegar a tener el peso que siempre has deseado, no es justo que por la flacidez tengas miedo o te sientas acomplejada de mostrarte tal y como eres…

Quítate esa idea de la mente de que vas a tener que vivir escondida tras la ropa ancha para poder sentirte cómoda…

No es tu culpa, así es la naturaleza, lo importante es que pongas manos a la obra y comiences a ejecutar acciones que ayuden a solucionar la situación

Existen varios trucos y estrategias que puede ayudarte a recuperar la firmeza de la piel, para que tonifiques y luzcas ese cuerpo delgado por el que tanto has trabajado.

Las claves son una buena alimentación, agua y ejercicio. Las cremas reafirmantes y los masajes son un buen complemento, pero sin lo anterior no te servirán de nada.

Lograr una apariencia más firme es posible con entrenamiento de resistencia, que te ayuda a obtener una mejor imagen corporal.

A continuación, voy a darte algunos consejos para que puedas combatir la flacidez:

Desarrolla masa muscular: al desarrollar músculo, podrás efectivamente “rellenar” las áreas con exceso de piel, esto hará que se tense. Para las mujeres hacer ejercicios de resistencia como flexiones, elevaciones de piernas y abdominales, son una buena opción.

Ejercicios de tonificación y resistencia: Una las mejores técnicas para combatir la flacidez es realizar ejercicios de tonificación o de resistencia. La parte negativa es que, efectivamente, hay que esforzarse un poquito (la clave es la constancia y la regularidad). Sin embargo, la parte positiva es que los resultados comienzan a verse a partir del primer mes y el organismo se siente más fuerte y en forma.

Bebe mucha agua: mantenerte bien hidratada es vital para la elasticidad de la piel, así que asegúrate de tomar agua durante todo el día, todos los días. También puedes comer frutas y vegetales ricos en agua para aumentar tu hidratación.

Toma vitamina C:  la vitamina C es fundamental para la producción de colágeno, así que lo ideal es obtener la suficiente vitamina C para darle la capacidad a nuestra piel de volver a tensarse y encogerse como antes.

También existen ciertos tratamientos caseros que pueden ayudarte a reafirmar la piel, lo mejor de todo es que son súper fáciles de hacer

Sal marina: los exfoliantes de sal marina aumentan la circulación sanguínea, estimulando así la producción saludable de elastina y colágeno, ambos necesarios para devolver la firmeza a tu piel.

Aplica el exfoliante en la ducha unas 3 veces por semana para que obtengas los mejores resultados.

Envuélvete: existe un tratamiento que se llama envoltura corporal o “body wrapping” que ha ayudado a muchas personas.

Con esta técnica, se aplica una loción en la zona problemática, la cual por lo general contiene miel, arcilla, chocolate y luego se envuelve con un plástico.

Te relajas durante una media hora mientras esta envoltura hace su trabajo de desintoxicar y limpiar tu piel.

Mantente humectada: mientras más humectada esté tu piel, más fácil es la reproducción de células nuevas.

Para darle a tu piel la oportunidad de recuperarse, trata de mantenerla tan humectada como sea posible. Utiliza una crema que contenga vitamina E o también puedes utilizar un aceite, como el aceite de coco.

Entonces ya sabes que, si la flacidez en la piel quiere arruinar el triunfo de haber adelgazado, puedes utilizar todos estos consejos para que mejores tu elasticidad y salud general.

Estoy segura que constancia vas a poder ir poco a poco mejorando de la piel

¿Tienes flacidez, has hecho algo para combatirla? No dudes en compartir tu experiencia en la sección de comentarios y cuéntanos cuáles son los resultados cuando comiences a poner en práctica todos estos tips.

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Comida recompensa: un arma de doble filo

¡Cuidado! El tamaño de las porciones SÍ importa