in , , , , , , ,

Dime qué carne comes y te diré por qué no bajas de peso

Cuando vas al supermercado y estás comenzando a llevar un plan de alimentación balanceado es muy común que no sepas elegir entre cuál es mejor, si las carnes blancas o carnes rojas.

Es común escuchar que las carnes blancas son las más beneficiosas, de hecho, muchas de mis amigas me cuentan que evitan comer carnes rojas porque creen que así están comiendo de forma mas saludable.

No porque sea carne blanca significa que siempre va a ser más sana, porque si la fríes o le agregas salsas altas en grasa podría tener más calorías que un trozo de carne roja.

Pero ¿Sabes realmente cuáles puedes consumir para mantenerte sana sin afectar tu meta para bajar de peso?

Para responder esta pregunta voy a comenzar a hablar de las carnes rojas, estas poseen un alto valor proteico, pero, así como son fuente de proteína también tienden a tener más grasa que las carnes blancas.

El secreto está en elegir carnes magras que tienen una cantidad reducida de grasas.

Aunque la carne roja contiene altas dosis de hierro, magnesio y yodo lo que es muy beneficioso para el correcto funcionamiento del organismo, en exceso puede causar problemas en la salud.

Entonces lo más recomendable es que cuando vayas a consumir carnes rojas procures que sea carne magra, baja en grasa y consúmela como máximo una vez a la semana.

Yo personalmente no como carnes rojas porque me di cuenta que me producían inflamación e hinchazón abdominal.

Pero para tener más claro que tan saludable es la carne para el organismo te presento algunas ventajas y desventajas de consumir este alimento.

Ventajas

 

  • La carne proporciona al organismo vitaminas B2 y B12, también es rico en hierro, proteínas, calcio y potasio.
  • Es una fuente de hierro el hierro lo que es indispensable para evitar la anemia,
  • Interviene en la formación de hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a la sangre; así mismo.
  • Ayuda al buen rendimiento de nuestro cuerpo y el correcto funcionamiento de nuestro cerebro.

Desventajas

  • Aunque es rica en varios nutrientes tiene más grasa en su composición, lo que se traduce en colesterol.
  • La situación empeora si consumes carne procesada estas aumentas las posibilidades de padecer enfermedades como la diabetes, colesterol alto y estreñimiento.
  • El consumo en exceso de las carnes rojas, pueden causar aumento de peso y enfermedades cardiacas además de otros problemas de salud.

Hablemos ahora de las carnes blancas…

Las principales carnes blancas son el pollo y el pescado que poseen menos calorías y menos grasas.

Por ejemplo, una pechuga de pollo o pavo puede ser mucho más sana y menos calórica si la consumes sin piel y a la plancha, mientras que, si la escoges frita con su piel, las calorías que estarás ingiriendo será mucho mayor.

En el caso del pescado, pasa lo mismo, el modo de preparación influye directamente en el número de calorías, no es lo mismo que comas un pescado blanco frito en aceite a que lo hagas a la plancha.

A continuación, te voy a dar algunas ventajas y desventajas de comer carnes blancas:

Ventajas

  • Las proteínas que nos aporta son de muy buena calidad, pero con mucha menos grasa.
  • La carne de pollo también ayuda a prevenir enfermedades de los tejidos, regula la saciedad y fortalece el sistema inmunológico.
  • Al consumir menos calorías comiendo carnes blancas tendrás una digestión más rápida.
  • Por ejemplo, el pescado además de tener menos grasa, tiene un tipo de grasa poliinsaturada saludable llamada Omega 3, es muy beneficioso cuando quieres mantenerte sana y bajar unos cuantos kilos.

Desventajas

Hoy en día las empresas de alimentos con el afán de vender alimentan a los pollos con grandes cantidades de hormonas, esto a la larga perjudica la salud.

Mi consejo para esto es que consumas pollo orgánico porque son criados de manera natural.

Con el pescado pasa algo parecido algunas de sus especies son altos en mercurio lo que es realmente toxico para la salud.

Es preferible que ingieras carnes blancas como el pollo, el pavo y el pescado que son más saludables y que además evitan el aumento de peso, pero si quieres darte un gusto o no deseas dejar la carne roja por completo lo mejor es consumir carne magra máximo una vez a la semana.

La idea es que lleves un plan de alimentación saludable y variado, porque aparte de mejorar tu salud, cuando varias los alimentos que consumes no te aburres y así continuas con el plan para adelgazar evitando comer lo que no debes.

Recuerda evitar las carnes procesadas porque son altas en sodio y contienen químicos pueden ser perjudiciales para tu salud.

¿Y tú cuantas veces a la semana comes carnes rojas?

¿Qué te gustan más las carnes blancas o las rojas?

Comparte conmigo tu experiencia y déjame tu comentario aquí

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

¿Quieres perder peso más rapido? Este es el mejor momento del día para entrenar

5 fabulosos alimentos para bajar peso y eliminar la grasa de tu cuerpo