, , , ,

Descubre cuál es el error más común a la hora de Adelgazar

Muchas veces los horarios de trabajo y las obligaciones del hogar te impiden tener un horario fijo para cenar…

Llegas en la noche a la casa, con mucha hambre y te comes cualquier cosa que encuentras en el refrigerador, luego te vas a la cama muy llena, te cuesta dormir y terminas durmiendo pocas horas.

¿Te suena familiar verdad?

Te cuento…varios estudios han comprobado que el comer muy pesado en la noche, antes de irnos a dormir, puede alterar negativamente el organismo y el proceso de la digestión.

Un estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, analizó con más de 700 adultos, la relación entre la hora en que se consumen los alimentos y el efecto en el cuerpo.

Los resultados del estudio son realmente sorprendentes, la mayoría de los participantes, no mostraron un descenso adecuado de la presión arterial, cuando iban a la cama tan solo dos horas después de haber cenado.

Lo normal es que cuando estamos durmiendo la presión baje…

Este descenso si se registró en quienes habían ingerido una Cena Ligera tres horas antes de irse a la cama.

Muchas de mis seguidoras me escriben que quieren perder peso y que   por falta de tiempo han convertido la cena en la principal comida del día.

Esto es un error fatal, aparte de traer consecuencias serias a la salud, interfiere negativamente en el proceso de pérdida de peso.

Está comprobado que cenar antes de irte a acostar, produce que el organismo permanezca en un estado de “Alerta” y causa indigestión.

Esto estimula la producción de hormonas del estrés, como la adrenalina, y se alteran los ritmos cardíacos.

Un estudio de la Universidad de Turquía determinó que la hora en que la gente come es tan importante como los alimentos que ingiere.

Por eso es que mi recomendación es que planifiques tus comidas, no saltes el desayuno (la comida más importante del día), las meriendas, ni el almuerzo…

Y si no quieres almacenar grasa mientras duermes, poniendo en riesgo tu salud, cena ligero, hazlo mínimo 3 horas antes de irte a la cama y si es antes de las 7 de la noche mejor.

Pero ¿Cómo afecta nuestro peso el cenar tarde?

La doctora Sandra Hirsch, experta en nutrición humana del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Chile, afirma que las comidas antes de acostarse pueden tener efectos en el aumento de peso y la obesidad.

Esto se debe a que comer tarde en la noche puede inhibir la eliminación de la grasa en el organismo, que es un proceso que nuestro cuerpo hace habitualmente en la noche…

Cuando el organismo no puede eliminar la grasa correctamente, comenzará a acumular grasa y bajar de peso se hará misión imposible mientras no cambies tu hora de la cena.

 

A continuación, te voy a dar unos consejos para que puedas cenar ligero y logres tu meta de estar saludable y adelgazar:

  • La cena debe estar cargada de proteínas como pollo, atún y de grasas buenas como aguacate.

 

  • Evita las grasas saturadas y los carbohidratos refinados, como el pan, las galletas y las pastas hechas con harina blanca, estos son más difíciles de digerir y tienden a convertirse en grasa…

 

  • Las porciones en la cena deben ser pequeñas y trata de que sean menores a las del almuerzo.

 

  • No olvides cuidar las bebidas que también pueden afectar tu programa de alimentación sobre todo con las calorías en la cena.

 

  • Mejor toma agua o bebidas sin azúcar.

 

  • Recuerda, que aun cuando el cuerpo gasta energía mientras duerme, ésta es mínima.

 

  • No dejes de cenar, esto hará que tu metabolismo se ponga más lento, además tendrás mas hambre al día siguiente en el desayuno y lo más probable es que comas en mayor cantidad durante el resto del día.

Para ser saludable, tienes que cambiar tu estilo de vida, esto incluye modificar tu plan de alimentación, las horas en que ingieres tus comidas y llevar a una rutina de ejercicios…

 

 

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.