, , , , ,

Los Peligros De La Alimentación Moderna

diet change1

Todos sabemos que la obesidad es un gran problema que va incrementando en el país.

Hoy en día más de un tercio de la población adulta de los Estados Unidos es obesa, más o menos unas 78.6 millones de personas. Pero la obesidad no es sólo un problema de salud; en realidad es una condición muy peligrosa que incrementa otros riesgos como la diabetes, enfermedades cardíacas y hasta ciertos tipos de cáncer. De hecho, la obesidad es la causa número uno de muertes prevenibles en el país.

Lamentablemente, esto no debe ser una sorpresa, si nos fijamos en la forma en la que nos estamos alimentando. En las últimas décadas, tanto el tipo de comidas que comemos, cómo la cantidad que comemos, han cambiado dramáticamente. Los alimentos son más procesados, son fritos y empacados para que llevemos con nosotros a donde sea que vayamos y además las porciones son desproporcionadamente grandes.

Veamos a continuación con más detalle cómo la alimentación moderna en los Estados Unidos está dañando la salud de todos.

cheeseburger-meal

Cómo ha cambiado la dieta moderna

La alimentación de hoy en día, es muy diferente a la alimentación de hace unos 30 o 40 años. En esos tiempos, la mayor parte de la comida que se consumía era fresca, cultivada localmente y cocinada en casa. Pero actualmente, cualquier producto que compres ha sido procesado, incluso aquellos alimentos que cocinas en casa. La mayor parte de los productos contiene aditivos, sustancias químicas, colorantes, azúcar, grasas trans y muchos otros ingredientes que no contenían las comidas, una o dos generaciones atrás.

Además, el consumo de azúcar ha aumentado muchísimo en las últimas décadas. Hoy día, los estadounidenses consumen unas 22 cucharaditas de azúcar al día, un 25 por ciento de su ingesta calórica. Esto refleja un aumento del 10 por ciento comparado con las cifras de hace 10 años y un 20 por ciento de aumento desde 1970.

El principal culpable es la fructuosa procesada – la cual es agregada para endulzar refrescos, jugos, salsas, postres y hasta algunas comidas y bebidas supuestamente ¨saludables¨. Hasta los niños están consumiendo más azúcar actualmente, encaminándolos a una vida de mala salud y mala nutrición.

El tipo de grasas que comemos también se ha vuelto un gran problema. Durante años, muchas personas han creído que las grasas animales, el aceite de coco y otras grasas saturadas saludables, podrían provocar problemas cardíacos. Estas grasas naturales, fueron sustituidas por grasas vegetales procesadas como el aceite de canola o aceite de maíz – estos aceites pueden causar un desbalance hormonal y cambios metabólicos en el cuerpo. Al pasar de los años, el uso continuo de estos aceites ha contribuido con el problema actual de obesidad, alejando a las personas de la importancia que tienen las grasas naturales en nuestro organismo.

Por otra parte, el aumento del consumo de estos aceites vegetales procesados, ha inundado nuestro organismo de ácidos grasos omega-6, desequilibrando el delicado balance de los ácidos grasos. Cuando los ácidos grasos de nuestro cuerpo no están equilibrados adecuadamente, puede provocar enfermedades del corazón, depresión, Alzheimer, artritis, diabetes y en algunas personas, hasta ciertos tipos de cáncer. Los ácidos grasos omega-3 (los cuales obtenemos de pescados y aceites de pescado), y los omega-6, deben mantener un balance perfecto. Actualmente, los estadounidenses consumen el doble de omega-6 que de omega-3.

La comida rápida también ha dañado mucho nuestra salud. El ritmo de vida sigue en aumento y muchas personas tienden a comer en la calle o en el carro, comidas como hamburguesas y papas fritas o meriendas pre-empacadas como las chucherías, comidas que no han sido cocinadas frescas o naturalmente. Esto, si bien es fácil, rápido y conveniente, ha causado mucho daño a nuestra salud.

Healthy FoodsLo fundamental

La clave está en volver a lo fundamental. Siglos atrás, los cavernícolas no tenían problemas de sobrepeso u obesidad – ¿por qué? – porque comían lo que producía la tierra; frutas y vegetales frescos, ganado alimentado con pasto y demás alimentos no procesados.

Este tipo de alimentación, debe ser la inspiración para la sociedad actual. Las frutas y vegetales frescos, no deben faltar en ninguna de nuestras comidas, y debemos evitar las grasas malas y comer las grasas saludables que nuestro cuerpo necesita.

La moda ¨light¨ que se impuso en los 80s y 90s ha causado un daño inmenso para la salud de los estadounidenses. Las grasas son necesarias para nuestro cuerpo. De hecho, para gozar de buena salud, más o menos el 50 – 80 por ciento de las calorías diarias, deben provenir de grasas buenas, como por ejemplo nueces y frutos secos, pescados, aguacate, semillas, aceite de oliva, aceite de coco, huevos, frijoles…productos que podemos encontrar naturalmente.

Revisa tu alimentación

Tómate un minuto para examinar tu alimentación… ¿se asemeja a la de un cavernícola saludable o a la alimentación dañina, llena de enfermedades? Si tu rutina alimenticia es más parecida a la alimentación moderna y malsana, entonces deberás hacer algunos cambios para tu salud y la de tu familia.

Para comenzar a desintoxicar tu cuerpo y llevar un estilo de vida más saludable, solicita mi libro GRATIS de Jugos Adelgazantes. De esta forma comenzarás a incorporar más frutas y vegetales frescos de una manera fácil y deliciosa.

Comparte este artículo con todos tus seres queridos, para que ellos también se beneficien de esta información. No te olvides de comentarme tu receta favorita de mis Jugos Adelgazantes en la sección de comentarios a continuación.

¡Juntos podemos hacer de este mundo, un mundo más feliz y saludable!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

One Comment

Leave a Reply

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *