in , ,

Encuentra La Motivación Para Ir Al Gimnasio

Group of women in a pilates class at the gym

Todos sabemos que debemos alimentarnos de forma saludable y hacer ejercicio regularmente. Llevar una alimentación saludable es fácil de lograr evitando comprar comidas malsanas, claro que de vez en cuando nos damos un gustico, pero eso no es malo. Sin embargo, ir al gimnasio puede ser un poco más difícil de lograr. Conseguir la motivación para hacer ejercicio después de un largo día de trabajo o justo después de despertar, es muchas veces, imposible. Entonces ¿Cómo puedes conseguir la motivación para hacer ejercicio, cuando necesitas las horas del día para hacer otras cosas, entre ellas descansar y relajarnos? A continuación te doy algunas recomendaciones que sin duda te ayudarán.

No Vayas Solo

Puede que éste sea tip más importante para ayudarte a estar motivado. Trata de siempre ir al gimnasio acompañado, ya sea con un amigo o con un entrenador personal.

Puedes contratar a un entrenador, entrenar con un amigo, con un grupo de personas o con tu pareja. En realidad lo único que importa es que le digas a otras personas que estás entrenando para que te animen.

Además de animarte, también te sentirás más obligado a ir al gimnasio. Después de todo, si no vas a entrenar, estarás decepcionando a alguien más que puede que necesite perder peso más que tú. Y Aunque hacerte sentir culpable puede que no sea la mejor forma de lograr que hagas un esfuerzo, en este caso ¡si funciona! Una vez que llegues al gimnasio, te olvidarás de sentir culpa y disfrutarás de tu entrenamiento.

Prémiateshopping

Premiarte y darte un gusto es súper importante. ¿Recuerdas lo bien que te sentías cuando eras un niño y te premiaban por hacer algo bueno? Pues este sentimiento no es exclusivo para los niños, nosotros los adultos también nos sentimos orgullosos si recibimos un reconocimiento por nuestras acciones. Así que asegúrate de darte un premio de vez en cuando.

Recibir una recompensa es muy importante porque tu cerebro puede crear un vínculo con esa acción. Y además aumenta la posibilidad de que esa rutina se vuelva un hábito.

Lo mejor de todo es que tú decides el tipo de recompensa que te quieres dar. Muchas personas se conforman con una comida premio a la semana si fueron al gimnasio 3 o 4 días. Otras personas se colocan metas más grandes como por ejemplo mejorar el rendimiento de un ejercicio o adelgazar cierto número de libras, si logran esa meta, entonces se dan un regalo más grande, como esos zapatos que tanto te gustan. Este es un buen incentivo ya que te recuerda tu logro regularmente.

Lleva un registro de tus entrenamientos

Ya sea en un diario o en una aplicación para tu teléfono celular. Hoy en día nuestro mundo es digital y existen muchas aplicaciones para los celulares que llevan un registro de toda tu actividad. También se han vuelto muy popular los ‘smartwatches’ o relojes inteligentes que llevan un registro de las calorías que quemas durante el día entre muchas otras cosas. Estas tecnologías son muy útiles a la hora de adelgazar y hacer ejercicio ya que te ofrecen una visual de tu progreso, lo que te ayuda a mantenerte motivado, además registrar tu progreso en una aplicación en línea, te permite ver el progreso de otras personas, una motivación extra.

Las redes sociales como Facebook y DailyMile ofrecen otro tipo de apoyo social.  Michele Olson, PhD, miembro del consejo de FITNESS y profesora de ciencia del ejercicio en la universidad de Auburn en Montgomery, Alabama, dice “Prácticamente todos tus contactos de internet saben cuáles son tus metas y te responsabilizan por lograrlas”.

Asóciate a un gimnasio que te gustegroup of gym people in an aerobics class

Es muy posible que haya al menos 3 gimnasios cerca de tu casa a los que te puedas asociar. Asegúrate de escoger a uno en donde te sientas seguro y cómodo. A muchas mujeres por ejemplo, no les gusta afiliarse a un gimnasio que se concentre en el levantamiento de pesas, que por lo general están llenos de personas que están interesadas en el fisicoculturismo. No tienes que ir al gimnasio que está más cerca de tu casa si no te sientes cómodo. Lo mejor es que visites otro gimnasio. Afiliarte a un gimnasio que de verdad te guste, te ayudará a no tener que obligarte a entrenar sólo porque no te sientes a gusto.

Vale la pena asociarse a un gimnasio que disfrutes y que te ofrezca las instalaciones que necesitas si esto te ayudaría a mantenerte motivada, incluso si es un poco más costoso que las otras alternativas.

Puede que el gimnasio que más te gusta sea más costoso, pero si te afilias al gimnasio menos costoso y nunca vas, estarías perdiendo incluso más dinero aún. Si pagas un poco más por un gimnasio al que si vas a entrenar, entonces claramente valdrá la pena. No puedo decirte lo importante que es para tu motivación asistir a un gimnasio en donde te sientes cómodo y feliz.

Sé realista

Y finalmente, debes ser realista con las metas que te propongas. Puede que quieres perder 100 libras de peso, pero ¿sería realista querer lograrlo en pocos meses? Si te propones metas muy ambiciosas, lo más probable es que no las alcances. Además, las metas súper ambiciosas también te pueden conducir a comportamientos poco saludable, los cuales simplemente no funcionan. Fíjate metas que puedas lograr y hazlo con calma, de esta manera los resultados serán excelentes y permanentes.

Existen muchas maneras de mantenerte motivado para entrenar regularmente. De estos consejos, toma lo que funcione para ti y tus necesidades específicas para aprovechar al máximo. Busca la manera de organizar las horas de tu día y dedicar algo de tiempo para entrenar y fortalecer tu cuerpo y tu mente.

Recuerda compartir este artículo con todos tus seres queridos para que ellos también se motiven a hacer ejercicio regularmente.

¡Juntas podemos hacer de este mundo, un mundo más feliz y saludable!

Deja tu comentario aquí

Written by Ingrid Macher

Entrenadora de Salud Holistica Certificada, Entrenador Personal, Motivadora de Fitness

Mi pasión es ayudar a las personas a cambiar sus vidas y mejorar su salud. Empecé ayudando a mis amigos y ahora le doy consejos a otros que se han convertido mis amigos y parte de mi familia. Me encanta lo que hago y no lo cambiarías por nada en este mundo. Esta oportunidad es realmente un regalo que Dios me ha dado y no descansare hasta hacer todo lo necesario para que otros puedan disfrutar de este regalo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El lado amargo de lo dulce

El Agua Para Perder Peso