,

Una Dieta Hipocalórica – Mejor Que El Ayuno

diets

Un nuevo estudio indica podrías comer poco y sin grasa por cinco días al mes para sentirte mejor. Claro, esta estrategia no está lista para el público general sin la ayuda del médico de cabecera, pero promete protegerte del cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes y mucho más.

Investigadores de la Universidad del Sur de California realizaron pruebas con una dieta periódica y súper escasa que tiene el beneficio de la reducción de calorías y el ayuno, pero sin dejar de comer. De acuerdo con este régimen, las personas en el estudio siguieron una dieta sana y baja en calorías durante cinco días al mes por un período de tres meses.

¿Los resultados? En el estudio, los ratones de laboratorio que siguieron este plan perdieron más grasa abdominal, que es dañina para el corazón, presentaron menos casos de cáncer, un sistema inmunitario más fuerte y mayor agilidad mental que los que se alimentaron con una dieta regular. También vivieron más tiempo. La concentración del factor de crecimiento insulínico tipo 1, un compuesto que puede estimular el crecimiento de células cancerosas, disminuyó. En cuanto a los seres humanos, los marcadores en el organismo vinculados a un menor riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes mejoraron.

Científicos y defensores de la longevidad realizaron experimentos en el pasado asociados con ingerir comidas con pocas calorías durante años. Su teoría era que este régimen de alimentación activa genes específicos que aumentan la longevidad y nos protegen de enfermedades. El problema es que aunque una restricción perpetua de calorías puede tener beneficios, al menos te mantiene delgado, no es una dieta agradable. Las personas que participaron voluntariamente en esos estudios terminaron sintiéndose irritadas y cansadas, además de que su apetito sexual decayó.

Sin embargo, esta dieta que imita al ayuno combina cinco días consumiendo pocas calorías seguidos por una dieta regular y esto, al parecer, es una forma eficaz para activar los interruptores de la buena salud en tu cuerpo y no dejas de comer.

En estudios de laboratorio, la dieta baja en caloría aceleró la muerte de células viejas, lo que puede incrementar la resistencia al estrés de las células más jóvenes.

Los cierto es que ingerir porciones regulares de alimentos sanos aumenta la cantidad de células madre en el cuerpo. Esas son las células que ayuda a reparar y desarrollar tejidos en todo nuestro organismo, o sea, el beneficio es doble.

Hasta ahora, estudios publicados habían incluido a menos de 40 personas, pero en la actualidad hay un estudio mayor con 70 participantes. Esa investigación da seguimiento al grado de inflamación y a los factores de crecimiento en el cuerpo, además de registrar el peso, la grasa corporal, la tensión arterial, las concentraciones de colesterol, tanto del bueno como del malo, y las de importantes vitaminas, minerales y grasas beneficiosas entre los participantes.

Nos entusiasmamos tanto con esto que conversamos con el investigador principal, el doctor Valter Longo, director del Instituto de Longevidad en la Universidad del Sur de California, y el Dr. Michael Roizen decidió probar esta estrategia.

Después de comer principalmente vegetales por cinco días al mes, dijo haber experimentado un ligero dolor de cabeza. Además, se sintió muy energizado al comienzo de su rutina de ejercicios, pero un poco cansado al final, aunque no lo suficiente como para suspender la actividad física. Durante el resto del mes, consumió una dieta regular sana basada en productos frescos, proteínas magras y evitando las grasas trans, los azúcares y siropes añadidos, los carbohidratos refinados, las carnes rojas y los huevos.

Pensamos que la gente no deber poner en práctica este régimen hasta tanto el Dr. Longo no concluya su estudio mayor y publique los resultados. Pero si quieres seguir ese régimen, ten en mente estos consejos:

Habla primero con tu médico.

No lo intentes sin la orientación de un médico si padeces diabetes o alguna enfermedad crónica.

El primer día debes ingerir 1,090 calorías y posteriormente 725 calorías durante los cinco días del régimen mensual.

Después de esos cinco días, vuelve a comer normalmente. Pasar más tiempo en la reducción de calorías no te reportará más beneficios.

 

© 2015 Michael Roizen, M.D. y Mehmet Oz, M.D.
Distribuido por King Features Syndicate, Inc.

Deja tu comentario aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *